• Junta Directiva de la CNE

Aprobado el Plan por ¢130 mil millones para recuperar daños causados por Otto

Tal como estaba previsto, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) aprobó esta mañana el Plan General de la Emergencia provocada por el huracán Otto por un total de ¢130 mil millones, que se suman a los ¢5.670 millones ya invertidos en acciones de primera respuesta y rehabilitación con obras de primer impacto durante el evento.

El Plan General de la Emergencia del huracán Otto, estima que para recuperar las zonas afectadas se requieren cerca de ¢130 mil millones aunque los daños reportados rondan los ¢106 mil millones; pero, sostienen las autoridades de las instituciones que participaron en el inventario, las nuevas obras se anticipan a la necesidades de estas poblaciones por lo cual, se hizo una planificación a futuro.

Solo en Upala la afectación representa ¢38 mil millones y en Bagaces ¢19 mil millones, según los estudios.

El documento aprobado este miércoles por la Junta Directiva de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), establece que para recuperar la red vial cantonal y nacional (carreteras, puentes, alcantarillas y vados) y realizar las obras fluviales correspondientes, se requieren de ¢97 mil millones.

En este rubro, los daños estimados rondan los ¢62 mil millones; sin embargo, la inversión será superior pues se pretende generar mejores condiciones para las comunidades mediante una reconstrucción que reduzca vulnerabilidades.

Por otra parte, para brindar soluciones en vivienda se requieren 3 mil cuatrocientos millones de colones y en el sector agrícola ¢6 mil millones, esto por mencionar algunos sectores.

Al hacer el anuncio, el presidente Luis Guillermo Solís destacó que “el Plan aprobado, continúa con las acciones que ya se han ido ejecutando en la protección de la población, atención y respuesta inmediata. Ahora debemos reforzar con intensidad la recuperación de las familias y comunidades afectadas”.

Destacó además que “este plan es un trabajo coordinado de la Comisión Nacional de Emergencias junto con las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, en el cual, las municipalidades juegan un papel muy importante para hacer el inventario de las obras que se deben reconstruir y para potenciar la reactivación económica de estos territorios”.

Solís dio garantías adicionales al apuntar que “hemos sido vigilantes y lo seremos mucho más, para garantizar a los costarricenses que los recursos sean usados con transparencia, rendición de cuentas y absoluta probidad con el fin de que los planes de inversión permitan ejecutar los trabajos planteados. En este proceso, el Comisionado Presidencial para la Reconstrucción continuará con su labor de acompañamiento, coordinación y fiscalización de los proyectos”, indicó.

El Plan contempla 945 intervenciones. De estas un total de 103 proyectos se impulsan en coordinación de la CNE, las Municipalidades y el Comisionado Presidencial para la Reconstrucción, lo que representaría una inversión de más de 15 mil 400 millones de colones para los próximos meses. Estos proyectos incluyen entre otros, puentes, carreteras, vados y alcantarillas que serán intervenidos con prontitud.

Por su parte, el presidente de la CNE, Iván Brenes, anunció el inicio “de la fase de recuperación en distintas instituciones, incluyendo la CNE, se han girado recursos de los costarricenses por un monto superior a los cinco mil seiscientos millones de colones, en acciones de rehabilitación, atención de pequeños productores agropecuarios y subsidios a grupos en vulnerabilidad social.

Añadió que la CNE está próxima a ejecutar los primeros 11 proyectos con un monto superior a los dos mil millones de colones, en intervención de ríos, atención a productores agrícolas y acciones para protección de la salud de las personas en las comunidades más impactadas por el huracán.

“Hemos reforzado los procesos de fiscalización para garantizar la transparencia en la ejecución de los recursos”, resaltó el presidente de la CNE.

Obras de recuperación y fuente de los recursos

Este proceso de recuperación está destinado a reponer en el menor tiempo posible, el restablecimiento de los procesos económicos, sociales, productivos de las comunidades; incluye reconstrucción y reposición de obras de infraestructura pública de interés social dañadas.

Parte de estas acciones de recuperación han vinculado a sectores importantes como las mujeres; por lo cual la Junta Directiva del INAMU autorizó a la Presidencia Ejecutiva para que incorpore en su presupuesto el financiamiento de 24 unidades productivas de mujeres empresarias.

De acuerdo con las necesidades planteadas, este Plan se concentrará prioritariamente en la reconstrucción de la infraestructura vial, obras en ríos, además de la recuperación de pequeños productores agropecuarios, vivienda, acueductos y ambiente.

El dinero para la recuperación, será financiado por los costarricenses mediante el Fondo Nacional de Emergencias, donde estarían destinados 96 mil quinientos millones de colones; también se utilizarán un estimado de 33 mil quinientos millones de colones de recursos ordinarios de varias instituciones públicas.

Según el Decreto Ejecutivo de Emergencias N°40027, las instituciones deben identificar las obras y servicios afectados, así como modificar sus presupuestos para dar contenido a las acciones, y responder a las necesidades del Plan General de la Emergencia.

La Dirección de Gestión Administrativa de la CNE, informó que a la fecha han ingresado ¢4 mil trescientos diez y nueve millones. A esto se debe sumar la donación de Emiratos Árabes de cinco mil seiscientos millones de colones y el dinero de algunas campañas que aún están en las entidades bancarias y están pendientes de ingresar al Fondo de Emergencias. Según la Contraloría General de la República estos recursos deben trasladarse al Fondo Nacional de Emergencia, dentro 10 días posteriores a la aprobación del Plan General.

HOJA DE DATOS

Plan General de la Emergencia: Huracán Otto (Decreto N° 40027)

13 Cantones incluidos en el decreto:

Alajuela: Upala, Guatuso, Los Chiles, San Carlos (Aguas Zarcas, Cutris y Pocosol ), Grecia

(Río Cuarto), San Ramón (Peñas Blancas).

Heredia: Sarapiquí.

Guanacaste: Bagaces y La Cruz.

Puntarenas: Osa, Golfito y Corredores.

Limón: Pococí.

9 Regiones afectadas: Brunca, Pacífico Central, Chorotega, Huetar Norte, Huetar Caribe, Cartago, San José, Heredia, Alajuela.

Población afectada:

Fallecidos: 10 (Upala y Bagaces)

Desaparecidos: 0

Directamente afectados: 10.831

Poblados: 461

El Plan General de la Emergencia contempla los siguientes sectores: Red vial (nacional y cantonal). Obras fluviales. Reconversión productiva agropecuaria. Vivienda. Sistemas de agua. Ambiente (Áreas Silvestres Protegidas: suelos y bosques). Apoyo socio-económico

Estimado de inversión: ₡130.111.639.929

(De esto son recursos ordinarios: ₡33.590.398.935,

y del Fondo Nacional de Emergencia: ₡96.521.240.994).

Reporte de daños: ₡106.258.933.553,63