Costa Rica es uno de los países que firmó este viernes el compromiso Iberoamericano para promover el empoderamiento económico de las mujeres y así avanzar con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La Vicepresidenta de la República, Epsy Campbell Barr, rubricó el documento, en el marco la II Reunión de Alto Nivel: El aporte de las mujeres a la Agenda 2030, realizada en Bogotá, en la cual también participaron sus homólogas de Colombia, Marta Lucía Ramírez; de Panamá, Isabel Saint Malo y de República Dominicana, Margarita Cedeño.

Otros asistentes fueron el Vicepresidente de Guatemala Jafeth Cabrera; y la Secretaria General de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), Gina Magnolia.

En el documento los países acuerdan fomentar la incorporación de la perspectiva de género en las actuaciones e inversiones dirigidas al cumplimiento de la Agenda 2030 y plantean impulsar la Coalición Internacional para la Igualdad Salarial (EPIC).

Esta iniciativa es liderada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ONU-MUJERES y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y surge para avanzar, en alianza agentes clave, en la lucha contra la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Además, las naciones firmantes se comprometieron a adoptar medidas para que los sistemas de seguridad social se ajusten a la nueva realidad del trabajo y al ejercicio de las tareas de cuidado por hombres y mujeres, tales como permisos parentales iguales e intransferibles.

Por otra parte, se busca responder a las recomendaciones de las organizaciones de la sociedad civil, especialmente las integradas por mujeres, cuando se diseñen, ejecuten y evalúen las medidas que se desarrollen en cumplimiento de los ODS.

Por último, los gobiernos firmantes enfocarán esfuerzos para fomentar la formación de mujeres en habilidades para el liderazgo y la comunicación, con el fin de procurar incrementar el nivel directivo femenino.

“Empoderar económicamente a las mujeres significa no solo que ellas podrán generar, mantener y hacer uso de activos propios y cumplir así con un derecho humano fundamental, sino también la oportunidad de un efecto multiplicador en todas las esferas de la vida”, aseguró la Vicepresidenta Campbell.