Largometraje documental de Ernesto Jara Vargas, el autor del Codo del Diablo. (Foto: 7CRFIC).

Un guion, exquisito en giros poéticos, recrea un mundo de leguajes y ritmos para dinamizar una historia que se divide en múltiples contextos: se habla de Bruno, claro; pero también de décadas que se resisten a ser un recuerdo; de la escena musical costarricense y de su industria; nos habla de Costa Rica y de Centroamérica; pero sobre todo, Queremos tato a Bruno, nos habla de la música: la sangre que recorre las venas de esta ciudad.
 

La Historia de una nación la escriben las expresiones artísticas y Queremos tanto a Bruno es un tributo a la música, un homenaje a quienes la configuran y un agradecimiento a quienes la escuchan, es ahí donde se define la voz de una narrativa sensible. Nuestro cine recupera nuestra música.
 

Para contar la historia de ilusión, pasión y nostalgia, para comprender la historia de triunfo, innovación, y fracaso, para eso, está el cine. Así es como un arte que está formando su Historia es el canal para armar la historia de la música, que es la historia de nuestras sociedades, que es nuestra historia.
 

Voces narrativas, entrevistas, animaciones ilustradas y en collage, grabaciones rescatadas... todas esas técnicas -y otras- crean el engranaje para darle forma a una historia que valía la pena contar en la pantalla y en la Historia de Nuestro Cine Nacional.
 

¡Qué gran título es "Queremos tanto a Bruno"!
PRÓXIMA FUNCIÓN: Martes 2 - 2:30 pm Teatro La Aduana.

ENTRADAS ¢2000 general, ¢1500 estudiantes, GRATIS ciudadanos de oro.

VENTA en línea en www.costaricacinefest.go.cr y www.yappexperience.com. Con tarjeta de crédito o débito.

ACCESE AL PROGRAMA DE MANO: https://bit.ly/2Vyj6i7.

(* jesuscduran@gmail.com)