• Índices muestran un buen desempeño de la economía

En 2016 se cumplió la meta de crecimiento 4,3% y la inflación cerró en 0,77%

El Banco Central reveló que la inflación del 2016 cerró en 0,77%, menor a la previsión y por segundo año consecutivo, Costa Rica se coloca como el país con la inflación más baja de la región centroamericana. Mientras que la economía creció el 4,3%, muy por encima del 2,8% del 2015 y en línea con el pronóstico anunciado por las autoridades monetarias a principio de 2016.

En 2016 se cumplió la meta de crecimiento 4,3% y la inflación cerró en 0,77%, informó el Banco Central.

El Banco Central cumplió la meta de inflación. El resultado final del Índice de Precios al Consumidor (IPC)  del Instituto de Estadística y Censos (INEC), reportó el cierre de ese Indicador en  0,77%. Por debajo del rango meta establecido por el Central en el Programa Macroeconómico, de entre el 2% y 4%.

Si bien el resultado no es el -0,8 del año anterior -cuando se registró la menor inflación en 40 años-, es suficiente para que Costa Rica, por segundo año consecutivo, lidere la región como el país con menor aumento de los precios al consumidor.

“La inflación ha dejado de ser ya la piedra en el zapato para el manejo de la política económica por parte de las autoridades monetarias” señalan las autoridades.

Para el Banco Central el país registra un desempeño positivo de la economía a pesar de que hay temas en los que no se logró un avance más eficiente y acorde con estos indicadores económicos.

“La economía costarricense registró baja inflación y crecimiento económico alto, en comparación con el promedio mundial y, en particular, de Latinoamérica, en un contexto local caracterizado por escaso avance en la solución del problema fiscal” dijo el Presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Olivier Castro, cuando anunció a finales de diciembre el Programa Macroeconómico para 2017 y 2018.

Castro señaló que el desempeño del país en el campo internacional se caracterizó en 2016 “por una mayor incertidumbre influida, entre otros factores, por la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea, así como por el resultado de la elección presidencial de los Estados Unidos de América”.

El leve aumento de precios reportado obedeció, en buena medida, al comportamiento de los precios internacionales de los combustibles y otras materias primas importadas de las que depende Costa Rica. Además, cinco de los doce meses del año reportaron, además, variaciones interanuales negativas durante el 2016.

Para el 2017 el Central volvió a mostrar su optimismo al establecer un rango meta de la inflación de entre el 2% y el 4%. El buen resultado de la inflación se une al del crecimiento de la producción medida por el Producto Interno Bruto (PIB).

Mientras en promedio las economías Latinoamericanas se contrajeron el año anterior el 1,1%, Costa Rica creció el 4,3%, muy por encima del 2,8% del 2015 y en línea con el pronóstico anunciado por las autoridades monetarias a principio de ese año.

Para el 2017 el Central prevé un crecimiento de la economía del 4,1%, levemente inferior al de 2016.