La campaña de Luis Guillermo Solís vuelve a arrancar este lunes a toda máquina, con la claridad de que nada se ha decidido aún y que su contrincante, Johnny Araya, del Partido Liberación Nacional, dará la pelea con todas las armas de que disponga para vencerlo.

Solís dedicará la presente semana a una intensa agenda de reuniones con diferentes sectores que quieren escuchar sus propuestas o plantearles inquietudes y el próximo domingo se realizará la primera "caravana de la alegría" como ha denominado el PAC las visitas dle candidato a diferentes comunidades.

Las declaraciones las dio Solís a varios de comunicación la mañana de este lunes. Al ser consultado sobre el rumor que corre en redes sociales de que los hermanos Oscar y Rodrígo Arías podrían darle su apoyo, Solís dijo que no iba a opoinar sobre un rumor, que él no tenía ni siquiera una sugerencia en tal sentido y que, si se llegara a dar, analizaría el ofrecimiento en su momento y circunstancias concretas.

En todo caso, dijo, "el arte de la política es sumar y a eso pienso dedicarme en las ocho semanas" que faltan para la segunda vuelta electoral.

Solís ha insistido que las alianzas prioritarias son con las organizaciones sociales, los sectores productivos y las comunidades, pero también ha dicho que en su momento se sentará a conversar con los partidos políticos que no están en la contienda en este momento.

No estoy repartiendo "huesos"

Solís reveló en unas declaraciones a Nuestra Voz, de radio Monumental, que algunas personas han empezado a acercársele solicitiando puestos en el gobierno, como si ya fuera presidente electo.

Eso, dijo, es inapropiado y le resulta molesto. Estamos en un momento particular en que lo que importa es trabajar para ganar el 6 de abril y"abrir las puertas al cambio."En esto momento, ni soy presidente electo ni estoy repartiendo huesos, dijo usando una expresión popular para referirse a empleos.

Ya llegará el momento, afirmó, de integrar un equipo de trabajo con la mejor gente para garantizar el cumplimiento de los objetivos  que se ha trazado el PAC para hacer avanzar el país.

Abstencionismo

El candidato opositor reconoció un riesgo muy grande de que el abstencionismo se incremente para la segunda vuelta. "Es un fenómeno mundial", explicó, pues mucha gente que votó por otros partidos, que ya no están en la pelea, puede pensar que ya no tiene nada que ver con lo que se avecina y pierda interés.

Sin embargo, dijo que el Partido Acción Ciudadana se propone trabajar intensamente para convencer a la ciudadanía de que la decisión que se avecina es vital y que requiere la participación de todos los ciudadanos.