El Comité de Apoyo a la Autonomía Indígena alertó de la situación este lunes, al constatar que las amenazas fueron anunciadas como medidas concretas que llevarían a cabo haciendo coincidir actos de protesta frente a los Tribunales de Buenos Aires, con una diligencia judicial programada por la Fiscalía Indígena, para el martes, en la causa que se sigue contra el líder Sergio Rojas y otras personas del Territorio Indígena de Salitre.

El Comité de Apoyo a la Autonomía Indígena (CAAI) previno a las autoridades del riesgo que conlleva la decisión de la Fiscalía Indígena de realizar la diligencia fuera del recinto judicial.

“Alertamos a la comunidad nacional e internacional sobre los acontecimientos que coincidirán en la población de Buenas Aires de Puntarenas, donde (este lunes y martes) se vive un ambiente de tensión público y notorio dado que grupos de pobladores no indígenas han anunciado para esta semana, intensas medidas de presión contra el Gobierno de Luis Guillermo Solís (ver publicaciones en el Facebook de Nativa Televisión)”.

Además, señalaron que es incomprensible la decisión de la Fiscalía Indígena de convocar a una audiencia “en un lugar absolutamente inseguro y no neutral, frente al Parque de Buenos Aires y sin justificación en la Resolución en que comunica este cambio”, en el mismo lugar y hora en que los ocupantes ilegales de tierras en los territorios indígenas convocaron a una protesta.

De acuerdo a lo anunciado por el grupo de terratenientes y ocupantes ilegales de tierras indígenas, convocaron a una movilización de protesta este martes en la mañana para coincidir con la reunión que sostendrá el Alcalde de Buenos Aires con los presidentes de las Asociaciones de Desarrollo Integral del Sur (ADIS) “para tratar justamente el asunto de las tierras indígenas” al mismo tiempo que se realiza la audiencia citada por la Fiscalía Indígena con dirigentes del Territorio de Salitre, advierte el CAAI.

“A esta misma hora fue convocada una movilización de personas no indígenas para presionar frente a la Municipalidad. Los organizadores de esta movilización anunciaron en redes sociales que las medidas de presión van a ir aumentando y hasta han amenazado con violencia física contra algunas de las personas citadas a la diligencia judicial de este martes”.

Como señala el CAAI, las tres actividades se realizarán en el mismo cuadrante, el Parque de Buenos Aires, de una ciudad que según índices de medición nacionales sobre racismo, es el lugar más racista de Costa Rica.

Abogados gestionaron cambio

El abogado litigante, Gustavo Cabrera, informó de las gestiones que se realizaron ante la Fiscalía de Asuntos Indígenas aduciendo razones de seguridad pero fue rechazada, señaló y agregó que la respuesta que obtuvieron fue que “la Fiscalía de Asuntos Indígenas en conjunto con el Organismo de Investigación Judicial ha gestionado lo pertinente para garantizar la seguridad de las partes”.

Cabrera dijo que de esta situación se notificó también al Gobierno de la República y al Poder Judicial y que “ambas instancias han comunicado la responsabilidad y el control de la situación”.

El CAAI responsabiliza al Estado Costarricense de dar garantías a la seguridad de las personas que participan en las diligencias judiciales así como de cualquier hecho violento que pueda ocurrir. Hicieron un llamado a la comunidad nacional a permanecer en estado de vigilancia ante eventuales actos de violencia.