• Ciencia y Ecología

En California el glifosato entra en lista de potenciales cancerígenos

La sustancia usada en herbicidas ingresó en el listado estatal de sustancias que potencialmente producen cáncer, a partir del 7 de julio. El próximo paso podría ser un etiquetado de advertencia.  

Según un estudio que será publicado este jueves, Monsanto tiene ciertas estrategias para evitar la prohibición del glifosato. Uno de los pesticidas más usados y polémicos con el que la empresa trabaja. La empresa afirma que herbicida glifosato no es cancerígeno.

Autoridades reguladoras de California tomaron un paso decisivo para convertirse en el primer estado en exigir que el popular herbicida Roundup vaya con una etiqueta advirtiendo que se sabe que causa cáncer.

Funcionarios anunciaron que a partir del 7 de julio el ingrediente principal del herbicida, el glifosato, aparecerá en una lista que California mantiene de sustancias químicas potencialmente cancerosas. Un año más tarde, la lista podría venir con etiquetas de advertencia sobre el producto, dijeron funcionarios.

Monsanto, fabricante de productos químicos, presentó una apelación después de perder en el tribunal para bloquear el etiquetado, argumentando que Roundup no causa cáncer y que las etiquetas perjudicarán los negocios de la compañía. Por lo que no es seguro que Roundup incorpore la etiqueta de advertencia.

Los reguladores estatales de salud también deben decidir si hay una cantidad suficientemente alta del producto químico para plantear un riesgo para la salud humana. Funcionarios del Estado recibieron más de 1.300 comentarios públicos al respecto.

"No podemos decir con seguridad", dijo Sam Delson, un portavoz de la Oficina de Evaluación de Riesgos de Salud Ambiental de California. "Estamos revisando esos comentarios".

El glifosato no tiene color ni olor. Monsanto lo introdujo en 1974 como una forma efectiva de matar las malezas, dejando intactos los cultivos y las plantas.

Se vende en más de 160 países, y los agricultores lo utilizan en 250 tipos de cultivos en California, el principal estado agrícola del país.

La lucha prosigue

El abogado Michael Baum, que representa a más de 300 personas que afirman que un ser querido se enfermó o murió por la exposición a Roundup, dice que la lucha por proteger a los californianos no ha terminado.

Dijo que el fracaso del estado de establecer el nivel de riesgo apropiado, socavaría las protecciones que California puso en marcha mediante la inclusión de sustancias químicas nocivas.

Scott Partridge, vicepresidente de estrategia global de Monsanto, dijo en una declaración que el glifosato no causa cáncer y no hay necesidad de enumerarlo como dañino en California.

"Este no es el último paso en el proceso", dijo Partridge. "Continuaremos desafiando agresivamente esta incorrecta decisión."