Carlos Alvarado es el candidato presidencial del PAC

Carlos Alvarado, ex ministro de Trabajo e impulsor del programa Puente al Desarrollo, es el candidato a la Presidencia escogido por Acción Ciudadana  (PAC), en la convención celebrada este domingo por el partido gobernante.

Carlos Alvarado, candidato del PAC.

A las 11:30 de la noche y tras haberse escrutado el 80% de las mesas instaladas en todo el país, El tribunal electoral interno declaró ganador de la contienda a Alvarado, quien obtuvo el 56,5% de los votos, frente al 43,5% de su contrincante, el exministro de Economía, Welmer Ramos.

Según los datos hasta ahora disponibles, Alvarado obtuvo un contundente triunfo en San José, Cartago y Heredia y perdió por poca diferencia Alajuela, mientras que Ramos se impuso en Puntarenas, Guanacaste y Limón.

Tras conocerse su triunfo, Alvarado dijo que su trabajo en este momento será unificar al Partido para llevarlo a una nueva victoria electoral en el 2018.

Alvarado, de 37 años, es periodista, politólogo y escritor. Su actividad en la función pública inició en 2006 como asesor legislativo.

En la campaña electoral pasada fungió como asesor de comunicación del entonces candidato Luis Guillermo Solís y, tras el triunfo de éste, en las elecciones de 2014, el presidente lo llamó a encabezar el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Desde esta posición, Alvarado impulsó el Programa Puente al Desarrollo que busca reducir la pobreza en el país, concebido dentro de un moderno concepto de atención social integral, que procura además la más efectiva utilización de los recursos.

El proyecto incluyó un mapeo pormenorizado, cuadra por cuadra, de los focos de pobreza en el país, lo que permitió identificar con claridad a la población que efectivamente requiere el apoyo estatal para salir de esa condición.

Otra de las novedades del programa es la creación de un equipo de gestores que se encargan de visitar a las familias potencialmente beneficiarias en sus propias comunidades y de diseñar, en coordinación con las instituciones estatales, las ayudas específicas que requieren según sus características y necesidades.

En 2016, el Programa Puente al Desarrollo había logrado que unos 10.000 hogares (alrededor de 30.000 personas) salieran de la pobreza extrema y otros 10.000 (más de 25.000 personas) abandonaran la condición de pobreza.

En marzo de 2016, tras la renuncia de Víctor Morales, Alvarado pasó a ocupar la cartera de Trabajo hasta enero de 2017, cuando se dedicó de lleno a la campaña como precandidato del PAC.

Alvarado se presentó durante la campaña como el continuador del cambio iniciado durante el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís, mientras que Ramos recibió claramente el apoyo del diputado y fundador del PAC, Ottón Solís.