La final será entre Francia y Croacia

Una aguerrida Croacia logró derrotar las apuestas y se impuso 2-1 ante Inglaterra en un encuentro lleno de dramatismo que llegó hasta los 120 minutos.

El equipo croata, bajo intensa presión desde el miinuto 5, cuando Inglaterra logró tomar ventaja mediante un gol de Kieran Trippier, no dejó de luchar hasta lograr la igualdad gracias a un jugada de fantasía de Ivan Perisic, en el minuto 67. Con el empate, que se sostuvo hasta el minuto 90, el encuentro se fue al alargue.

Fue en el segundo tiempo extra que Mario Mandzukic le dio la estocada letal a los británicos.

La víspera, Francia ganó a Bélgica por la mínima (1-0) con lo cual se ganó el pase a la final.

Umtiti puso el único tanto en un duelo muy parejo, en el que todos los esfuerzos de Bélgica por igualar el marcador resultaron inútiles. Sin embargo, Francia mostro mayor solidez en la media cancha, lo que le permitió neutralizar los peligros avances belgas y controlar el partido.

Ninguno de los dos equipos se reservó nada de su potencial ofensivo, lo que también dio oportunidad a sus respectivas defensas de mostrar su coordinación y disciplina. En particular, los porteros Courtois y Lloris estuvieron brillantes con paradones de antología.

Francia y Croacia se enfrentarán en la gran final, el proximo domingo, en el estadio Lushnikí de Moscú.