La solicitud se acompaña de 220 pruebas que según el MP, implican al expresidente en La Línea, entre estas están 100 mil llamadas y cinco mil correos electrónicos.

El exmandatario está en prisión preventiva desde el 8 de septiembre de este año, cuando fue ligado a proceso y enviado a la cárcel de Matamoros y fue trasladado a la prisión en Mariscal Zavala, el 17 de noviembre.

Según las investigaciones del MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Pérez Molina era el líder de La Línea, estructura que cobraba sobornos a empresarios para la evasión de impuestos.

El 1 de septiembre, con 132 votos a favor, el Congreso retiró la inmunidad al exfuncionario y el 2 de septiembre aceptó la renuncia. Ese mismo día se presentó ante el juez Miguel Ángel Gálvez para conocer el motivo por el que se le señalaba.

Gávez, a cargo del proceso, programó para el 21 de diciembre la cita en la que Pérez Molina debía conocer si era o no enviado a juicio, pero el juzgador está de vacaciones por lo que esa audiencia se trasladó para enero próximo.