Los pequeños transportistas acudieron a la audiencia en el MOPT acompañados por el diputado José María Villalta (Foto: FA)

La junta directiva de ANATRANS presentó un análisis de los obstáculos que enfrentan los propietarios de busetas y microbuses de servicios especiales modalidad turismo, estudiantes, personas trabajadoras y ocasionales, tras la emisión del Decreto Ejecutivo 41.431, en la audiencia con el Ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT) Rodolfo Méndez, y el presidente del Consejo de Transporte Público (CTP) Eduardo Brenes. Los pequeños empresarios fueron acompañados por el diputado José María Villalta (F.A).

Brenes adelantó que el CTP analizará en detalle los aspectos planteados y establecerá un plazo para los estudios técnicos de oferta y demanda, la inclusión de los códigos para facilitar el cambio de modalidad de servicio especial, el esclarecimiento de lo relacionado con la prórroga de los permisos para dar seguridad jurídica y el estudio de la legalidad del plazo de tres años para los permisos. El Viceministro dijo que convocará a una reunión de seguimiento a estos acuerdos.

Tanto el diputado Villalta Flórez-Estrada como Jesús Campos de ANATRANS explicaron a los funcionarios que “no hay oposición al ordenamiento y regulación del sector transporte ni a la necesidad de emitir un nuevo reglamento para el otorgamiento de permisos para servicios especiales en las distintas modalidades, pero que el decreto tenía serios problemas como el no establecer plazos para que se entreguen los estudios técnicos de demanda y dejar en indefensión jurídica a los actuales transportistas al disponer de manera ambigua que serán renovados los permisos por razones de “conveniencia y oportunidad”.

Igualmente insistieron en la necesidad de cumplir la legislación que establece que los permisos deben concederse por un período de tres años y no de uno como está haciendo el CTP, y de que el decreto no establece un procedimiento claro para la renovación de los permisos. El diputado José María Villalta criticó la falta de consulta previa del decreto por parte del gobierno a los empresarios del sector.

Otros directivos de ANATRANS pusieron énfasis en la incertidumbre generada por el decreto en el sistema financiero que reaccionó “de manera negativa a las solicitudes de crédito para renovar la flota de microbuses en virtud de que no existe seguridad de que los permisos sean renovados tras su vencimiento” señalaron.

El Ministro y el Presidente del CTP sostuvieron que los cambios y la suspensión de la eliminación de permisos obedece a su interés de ordenar todo el sector transportes y de favorecer al usuario, y que no hay interés de perjudicar a los actuales permisionarios de los servicios especiales, por lo que estaban en posición de “revisar el decreto y de hacer las aclaraciones necesarias”.