El periodista y abogado Carlos Roverssi,  hasta este martes viceministro de Relaciones Exteriores, asumió como nuevo ministro de Comunicación, en sustitución de Francisco Chacón, quien renunció el mes pasado a raíz del escándalo del avión privado que utilizó la presidenta Laura Chinchilla para efectuar dos viajes al extranjero.

Chinchilla dijo que Roverssi “está dispuesto a ponerse al frente de una tarea que ha supuesto cierta complejidad” y “confiamos plenamente en varios factores que lo caracterizan (a Roverssi)” para cumplir bien con el encargo.

La presidenta destacó que Roverssi acumula amplia experiencia profesional y conoce “a profundidad en qué ha consistido nuestra administración”, señaló la mandataria al hacer el anuncio en conferencia de prensa.

Carlos Roverssi ha ocupado el cargo de viceministro de Relaciones Exteriores desde el inicio de la administración Chinchilla, primero al lado de René Castro y luego acompañando al actual canciller, Enrique Castillo.

El ministerio de Comunicación ha sido una piedra en el zapato del gobierno, sobre todo por la incapacidad de sus anteriores titulares para detener la vertiginosa caída de popularidad de la presidenta Chinchilla y del gabinete como un todo.

El cargo lo ocupó primero el actual ministro de Planificación, el sociólogo Roberto Gallardo, quien fui sustituido luego por el abogado Francisco Chacón.

Este último fue elemento clave en la crisis que su produjo recientemente por el uso que hizo la presidenta de un avión cedido en préstamo por el colombiano Gabriel Morales Fallón, a quien se vincula en su país con un conocido narcotraficante.

Chacón admitió haber establecido contacto con Morales, quien dijo que lo había engañado presentándose con un nombre falso. Sin embargo, el incidente produjo su caída y el de otros funcionarios de la Presidencia.