• Representantes borucas y del gobierno

Gobierno analiza con Borucas efectos del atracadero en Parque Marino Ballena

Delegados de la comunidad Boruca y del gobierno sostuvieron una reunión, este lunes, para analizar la contratación de un estudio biológico y del impacto cultural que podría desencadenar la construcción de un atracadero en el lugar donde habita el caracol múrice, utilizado ancestralmente para teñir hilo morado distintivo en sus tejidos y también sobre eventuales cambios socioculturales que provocaría el incremento de la actividad turística. 

La reunión de la delegación Boruca con autoridades de gobierno se realizó en las oficinas del ICT, en San José.

El pueblo Boruca se opone al atracadero para cruceros que se proyecta construir en el Parque Nacional Marino Ballena, justo en el hábitat del caracol múrice, lo que tendría un impacto muy destructivo sobre las poblaciones de este crustáceo que es parte de su cultura tanto por la actividad de atraparlos, la extracción del tinte natural que producen para luego liberarlos y la relación con el hábitat marino que mantiene este pueblo originario.

La reunión que sostuvo la delegación del pueblo Boruca con autoridades de gobierno, en las oficinas del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), en San José, estuvo encabezada por las ministras María Amalia Revelo, del ITC y Sylvie Durán, de Cultura y participaron más de veinte delegados de la Asociación de Desarrollo y del Consejo de Cultura de Boruca, Tours operadores e instituciones públicas.

Gilbert González, vocero de la Comisión del Consejo Cultural y la Asociación de Desarrollo de Boruca destacó la labor que realizaron en la defensa de las áreas de uso ancestral de su comunidad.

La delegación indígena alegó que no se realizó el proceso de consulta informada que correspondía en este caso, antes de planificar y poner en marcha el proyecto. Además, afirmó, que hubo total desatención de las observaciones del pueblo de Boruca sobre el tema de consulta informada y ocultamiento de información por parte de las instituciones.

“Es necesario, dijo González, entender el amplio marco jurídico que respalda la acción de consulta al pueblo de Boruca”, y lamentó algunas maniobras que se han dado alrededor de este tema en los últimos meses.

Los representantes de gobierno accedieron al pedido de revisión de los términos de referencia para la contratación de los estudios biológico y de impacto sociocultural, atendiendo las recomendaciones de la Asociación de Desarrollo y el Consejo Cultura.

En la reunión participaron más de treinta personas, entre ellas Tour operadores del PNMB, representantes del Ministerio del Ambiente y Energía (MINAE), Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), Área de Conservación Osa (ACOSA), Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (INCOP), Comisión Nacional para la Gestión de la Biodiversidad (CONAGEBIO), Fideicomiso INCOP-ICT-BNCR.