• La UE se reúne el lunes para abordar la crisis

Merkel: no hay solución militar a crisis con Corea del Norte

La canciller de Alemania abogó por hallar una solución diplomática, porque la “escalada dialéctica” de los últimos días es la “respuesta equivocada”.  

Mientras tanto, la representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, convocó a los embajadores de los Veintiocho a una reunión extraordinaria el próximo lunes (14.08.17) para abordar la situación en Corea del Norte y abordar los "próximos pasos".

Los dimes y diretes entre Estados Unidos y Corea del Norte son "la respuesta equivocada”, dijo este viernes (11.08.2017) la canciller de Alemania, Angela Merkel, quien se refirió en Berlín a la creciente tensión que afecta a la península coreana. Asimismo, abogó por aumentar los esfuerzos diplomáticos en Naciones Unidas y especialmente ante los países directamente implicados para avanzar hacia una solución en este problema.

"No veo una solución militar (a este conflicto) ni la considero indicada", aseguró la canciller, quien también sostuvo que la "escalada dialéctica” protagonizada por los líderes de ambos países, Kim Jong-un y Donald Trump, "es la "respuesta equivocada”.

Para Merkel, hay que avanzar en la búsqueda de soluciones multilaterales y fomentar la cooperación "estrecha” de países como "EE. UU., China, Corea del Sur y Japón".

Poco antes de que Merkel realizase estas declaraciones, Trump aseguró a través de Twitter que las opciones militares de su país están "listas para el combate" con Corea del Norte, y confió en que el líder norcoreano ceda en sus amenazas. "Las soluciones militares están completamente preparadas, listas para el combate, por si Corea del Norte actúa de forma imprudente. Espero que Kim Jong-un encuentre otro camino", escribió Trump.

La UE se reunirá el lunes para abordar crisis

La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, convocó este viernes (11.08.2017) a los embajadores de los Veintiocho a una reunión extraordinaria el próximo lunes para abordar la situación en Corea del Norte y abordar los "próximos pasos".

Mogherini ha decidido convocar un encuentro "extraordinario" del Comité Político y de Seguridad de la UE, en el que están representados los embajadores de los Estados Miembros, para el próximo 14 de agosto, indicó en un comunicado el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

Asimismo añade que la política italiana ha tomado esta decisión a raíz de las reuniones que mantuvo en los márgenes del Foro Regional de la ASEAN en Manila, con el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson y los ministros de Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wa, de Rusia, Serguéi Lavrov, de China, Wang Yi, y de Australia, Julie Bishop, entre otros.

El anuncio de Mogherini llega después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, haya advertido a Pyongyang de que sus fuerzas armadas están "listas para el combate" con Corea del Norte, un comentario que no señala ningún cambio en la postura militar estadounidense, pero que mantiene elevada la tensión con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Rusia está preocupada

Por su parte, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, dijo que existe un "alto riesgo” de que estalle una guerra entre Estados Unidos y Corea del Norte, atendiendo al hecho de que ha habido "amenazas directas del uso de la fuerza”.

"Los comentarios (en EE. UU.) sobre que hay que asestar un ataque preventivo a Corea del Norte y las afirmaciones desde Pyongyang de que hay que atacar la isla de Guam no cesan y eso es algo que nos preocupa mucho", señaló Lavrov.

Asimismo, el ministro ruso remarcó que Moscú se opone terminantemente a que Pyongyang posea armamento nuclear. "Opino que cuando la situación desemboca prácticamente en una pelea, el que debe dar el primer paso para alejarse de esa peligrosa línea es el más fuerte y listo", es decir, Estados Unidos, apuntó, y recordó que Rusia y China propusieron a principios de julio "un plan muy sensato de doble congelación": Corea del Norte termina sus ensayos nucleares y Estados Unidos acaba con sus maniobras con Corea del Sur.