• Investigación aporta datos científicos sobre impacto

La reforma fiscal es progresiva pero va a generar pobreza reveló estudio de la UCR

El Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (IICE-UCR) publicó nueva data que estudia el impacto de la reforma fiscal realizado al último texto del expediente 20.580, aprobado en primer debate por la Asamblea Legislativa el viernes (05.10.18) anterior. 

Manifestación en contra de la reforma fiscal, septiembre 2018. (Foto: Laura Rodríguez).

El estudio del IICE se centró en los tres elementos de mayor peso del proyecto fiscal que tramita la Asamblea Legislativa.

Uno de los datos relevantes es el que establece que el cambio en el sistema impositivo del país sí va a generar un aumento de la pobreza medida por nivel de ingreso, que pasaría del actual 20,03% a un 20,41% de la población. Esto significa que 18.000 personas ingresarían a la condición de pobreza.

“El Gobierno no tiene opciones” aclaró el investigador Lucke Bolaños, al señalar que “las consecuencias en la pobreza de la no aprobación de la reforma serían “mucho más drásticas” que la aplicación de la misma, por lo que la variación en este indicador “con o sin reforma fiscal” es inevitable.

“Si no se aprobara la reforma las consecuencias serían terribles, es peor un ajuste obligado por la necesidad, que uno que se pueda hacer con necesidad pero sin la presión de los organismos internacionales. Si el Gobierno se queda sin recursos tendría que hacer ajustes que son mucho peores que los que están planteados en la reforma, es más, las consecuencias para los pobres de no aplicar la reforma, exceden por mucho las consecuencias de aplicarla. La reforma fiscal debe aprobarse” enfatizó el director del IICE-UCR.

El estudio también revela que la reforma fiscal propuesta en el expediente 20.580 es progresiva -quien más ingresos recibe debe pagar porcentualmente mayores impuestos-, Este dato es relevante porque aporta información científica para aclarar una discusión en la que se ha enfrascado el país en los últimos meses, señalaron los investigadores.

Los resultados del estudio fueron presentados hoy jueves (11.10) en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica por el director del IICE-UCR, José Antonio Cordero Peña, y los investigadores Rudolf Lucke Bolaños y Luis Ángel Oviedo Carballo.

El IVA es regresivo pero genera trazabilidad

Tanto el IVA como el Impuesto General de Ventas (IGV) son impuestos indirectos, que se cobran sin importar la capacidad económica de las personas, por lo que son, por su misma naturaleza, regresivos (capta un porcentaje menor del ingreso en la medida en que ese ingreso aumenta), pero el IVA contrario al IGV, tiene la ventaja de que logra generar trazabilidad, lo que se entiende como el rastro que va dejando un bien o servicio en la cadena de valor, lo cual entregará información a las autoridades para poder cobrar mejor los tributos.

Valorando solo el efecto IVA, la reforma propuesta resulta más progresiva que la situación actual del país, al comparar el Impuesto General de Ventas (IGV) con el futuro Impuesto al Valor Agregado (IVA), pues actualmente el 20% de menores ingresos del país aporta al total de la recaudación un 7,95% y con la reforma aportará un 7,68%.

Según los investigadores, los datos aclaran que pese a lo regresivo del IVA, su aplicación mejoraría la regresividad que tiene el actual del IGV.

El director IICE-UCR, José Antonio Cordero Peña, valoró que, “esta no es una reforma perfecta, no es la reforma del siglo, ni la del bicentenario, es la que se pudo hacer, la que se pudo negociar (…). Hay que aceptar que no es la propuesta perfecta, no resuelve los problemas de pobreza, ni de crecimiento, ni de equidad porque no está diseñada para eso. Hay una serie de elementos que se pueden mejorar y ya los diputados están planteando mejoras al esquema tributario del país incorporando (en otros proyectos) elementos que quedaron fuera”.

En términos generales los investigadores señalaron que aplicando este plan de impuestos, el 20% de la población de menores ingresos destinará de sus ingresos un 4,19% al pago de impuestos nuevos, mientras que el 20% de mayores recursos aportará de su ingreso el 6,17%. Por lo que, concluyeron que a pesar de la regresividad de los impuestos indirectos, en su conjunto la reforma fiscal propuesta es progresiva.

DOCUMENTOS

Presentación últimos resultados sobre reforma fiscal IICE-UCR octubre 2018.

(* Gabriela Mayorga, Periodista de la ODI/UCR)