El dictamen de mayoría que rechaza el fondo del proyecto, recibió el voto afirmativo de los diputados Karine Niño Gutiérrez, Roberto Thompson Chacón y Daniel Ulate Valenciano del Partido Liberación Nacional (PLN), Luis Ramón Carranza Cascante del Partido Acción Ciudadana (PAC), Melvin Núñez Piña del Partido Restauración Nacional (PRN) y la diputada independiente Marulin Azofeifa Trejos.

El dictamen tuvo el voto negativo de la diputada Paola Vega Rodríguez del PAC y los diputados Heriberto Abarca Mora y Pedro Muñoz Fonseca del Partido Unidad Social Cristiana, éstos dos últimos presentaron un dictamen de minoría que plantea un texto sustitutivo para el proyecto, que también fue rechazado.

El diputado Carranza Cascante del PAC reiteró durante el debate que el texto es inconstitucional porque no reconoce la naturaleza jurídica de las cooperativas al compararlas con una empresa mercantil, cuyo origen es una unión de capitales y no de personas como si lo es una cooperativa. Thompson, PLN, coincidió con Carranza y agregó que este proyecto parte de una premisa equivocada al considerar que todas las cooperativas son iguales, omitiendo la gobernanza de cada una y el modelo de servicio público que brindan.

“Es un proyecto agresivo, por eso creo importante plantear un nuevo proyecto que se ajuste a la realidad del sector”, agregó Thompson.

Dentro de los argumentos para el rechazo del proyecto también se incluyó la desventaja que tendrían las cooperativas que brindan servicios de electrificación en contraposición con otros operadores, ya que para cumplir con el tributo tendrían que aumentar sus tarifas, perjudicando a los consumidores. La diputada Niño Gutiérrez recomendó que se empiece a trabajar en un nuevo proyecto pero con la participación activa del sector cooperativo y rechazó categóricamente que la decisión de no apoyar el proyecto esté vinculada con algún “lobby político” realizado por los cooperativistas.

Los dictámenes de mayoría y minoría serán conocidos por el Plenario Legislativo para su resolución final.