Alvarado se reunió con el secretario general de la OEA, Carlos Almagro.
Alvarado se reunió con el secretario general de la OEA, Carlos Almagro.

La situación de violencia que vive “el hermano país de Nicaragua es para los costarricenses una herida en su propia piel”, expresó el mandatario quien se encuentra en Washington donde este martes participó en una sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Alvarado se reunión con el secretario general de la organización hemisférica, Luis Almagro, con quien trató temas de seguridad regional, migración, educación, medio ambiente y desarrollo integral en el marco de la OEA, según un comunicado oficial.

Tras el encuentro, el gobernante costarricense acudió a una sesión del Consejo Permanente del organismo, cuya presidencia será asumida por Costa Rica a partir de julio próximo.

Dijo que considera positivo que la OEA haya abordado la situación de Nicaragua en una reciente declaración, pero consideró que la iniciativa toca al gobierno de Managua, en cuanto a acatar las recomendaciones de la CIDH.

Alvarado también manifestó su preocupación por la “crisis institucional y humanitaria en Venezuela” y reafirmó la posición de Costa Rica de no reconocer la legitimidad del recién pasado proceso electoral en ese país centroamericano. “Es necesario seguir buscando los consensos necesarios dentro de la organización para responder efectivamente a la crisis y producir cambios positivos en el terreno”, manifestó.

El presidente realiza su primera visita al extranjero de que asumió el cargo el 8 de mayo pasado. En Washington se reunirá también con funcionarios del Ejecutivo norteamericano, miembros del Senado y la Cámara de Representantes, así como con ejecutivos de empresas que eventualmente podrían realizar inversiones en el país.