• Empresa incineradora vuelve a presionar a comunidades

Los Santos reafirman rechazo a planta de incineración de la basura

Más de un centenar de personas integraron un frente de lucha para detener la incineración de desechos sólidos en la zona de Los Santos, precisamente en las comunidades de San Antonio, San Pablo, La Angostura de León Cortés y Frailes de Desamparados, donde incrementaron las acciones para oponerse a los nuevos intentos para instalar una “planta gasificadora de la basura”, que no es otra cosa que otro tipo de incineración, por parte de la empresa “Agropecuaria 70-48”.  

Los grupos ecologístas de Los Santos, denunciaron que la empresa no tiene viabilidad ambiental para este proyecto y que "ni siquiera existe un expediente en trámite en SETENA para la zona de Los Santos por lo que la empresa está operando sin haber cumplido con el debido proceso".

Un intento anterior para instalar plantas incineradoras en la zona, en 2013, había generado una fuerte oposición de productores y pobladores de una zona de gran valor turístico y de producción cafetalera. la acción de la población y de grupos ambientalistas había culminado "con el archivo del Estudio de Impacto Ambiental, en setiembre del 2014, expediente D1-8972-2013-SETENA presentado para su aprobación por la misma empresa Agropecuaria 70-48.

"En ese momento Agropecuaria 70-48 fue incapaz de contestar veintiocho cuestionamientos técnicos en el plazo de seis meses que le concedió la Secretaría Técnica Ambiental (SETENA)" señaló Octavio Quirós del Grupo Ecologista León Cortés.

Una resolución posterior de SETENA, del 28 de febrero de 2014, había confirmado lo señalado por las comunidades y los ecologistas: “la empresa omitió los estudios cualitativos y cuantitativos de la percepción local de la población”.

Según Quirós, en esta nueva ofensiva de la empresa Agropecuaria 70-48 “otra vez oculta las consecuencias y las amenazas directas para el recurso hídrico, los cultivos de café, aguacate, frutícolas de todo tipo, el turismo comunitario, la naturaleza y la calidad de vida en Los Santos. Daños imposibles de reparar regalándole la ceniza tóxica de la planta como abono a los agricultores como ofreció la empresa”.

En Los Santos se está repitiendo la misma secuencia de intentos de manipular a la gente que en todos los demás lugares donde las incineradoras han intentado instalarse y han sido rechazadas. “Somos cientos de personas, las ASADAS, las Asociaciones de Desarrollo Integral, los comités, los que estamos en estas reuniones opuestos y el único representante de esa empresa dice que ya van a empezar porque tienen todos los permisos”, indicó David Mora de San Antonio uno de los líderes comunitarios.

Los vecinos reportaron que la empresa Agropecuaria 70-48 convocó a dos reuniones, pero no dejaron entrar a más de quince personas, todas escogidas por la misma empresa, mientras al resto de gente simplemente no la dejaron entrar.

Mora, en referencia a estas reuniones que según la empresa promotora de los incineradores sirvieron para realizar estudios con personas de la zona, refirió que “les pedimos los estudios realizados y nunca nos han enseñado ni una hoja"”.

Amenaza al recurso hídrico

Los impactos sobre la explotación de las fuentes de agua por parte de empresas incineradoras de basura sería un conflicto entre el agua para consumo humano y el del uso industrial.

"No alcanzarían todas las nacientes que tenemos para lo que la incineradora necesita y Guillermo Aguilar, el hombre de la empresa, dice que no importa, que con cisternas completa”, explicaron Irene Mora de San Antonio de León Cortés.

Insostenible

Es económica y ambientalmente insostenible este proyecto. Agropecuaria 70-48 insiste en gasificar 42 toneladas diarias de desechos para generar 1 MW con un exorbitante costo de 4.000 millones de colones, costo que subvencionaría la municipalidad de lo contrario sería inviable económicamete.

Por otro lado en Los Santos se generan menos de 20 toneladas diarias a las que habría que restarle desechos biodegradables, reciclables y reutilizables, para cumplir con lo obligado por la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos N.º8839 sobre manejo de desechos del país. Esto llevaría a esta planta incineradora a traer basura de otros lugares del país, aumentando el impacto ambiental  social de dicho proyecto.

“Esa empresa técnicamente es igual o peor de incompetente que todas las demás cuyos intentos han fracasado en Barranca, Alajuela, Carrillo, La Uruca, Cañas-Tilarán-Bagaces, e incluso en Dota donde los representantes de la empresa coreana Wells Lighting Central America S.A., no lograron articular respuesta ante los cuestionamientos sociales, ecológicos, económicos y sobre oferta eléctrica pues todos dicen que “ayudarán a suplir de electricidad al país” lo cual es técnicamente improbable, indicó Osvaldo Durán Castro de PROAL/FECON.