• Costa Rica finalizó y espera un fallo favorable

Nicaragua presenta el jueves alegatos finales sobre límites marítimos en la CIJ 

Costa Rica cerró el lunes y a Nicaragua le corresponderá este jueves, presentar sus alegatos finales en la última audiencia oral ante la Corte Internacional de Justicia, de La Haya. Los costarricenses pidieron a los jueces desconocer varios de los argumentos que consideraron "extremos", presentados por los nicaragüenses, reiteraron la voluntad de respetar la decisión del alto tribunal y abogaron para que Nicaragua manifieste su voluntad la respetarla. La sentencia de la CIJ podría darse a finales de año o inicios del próximo.  

En la audiencia oral del lunes –la última de este proceso– Costa Rica, finalizó la exposición de argumentos concernientes a la causa “Delimitación Marítima en el Mar Caribe y el Océano Pacífico (Costa Rica v. Nicaragua), reunida con la causa “Delimitación Terrestre en la parte Norte de Isla Portillos (Costa Rica v. Nicaragua)” informó el Ministro Manuel González, de Relaciones Exteriores..

Durante las presentaciones de Costa Rica, el abogado el británico Samuel Wordsworth, del equipo jurídico nacional, hizo ver a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que Nicaragua no pudo probar la existencia de ninguna autoridad en derecho internacional que aceptara que una península, como la de Nicoya, podía ser descartada como un territorio relevante en la delimitación marítima, argumento que calificó de "posiciones extremas" de parte de Nicaragua, y abogó porque el tribunal no le conceda ningún peso a la hora en que se efectúe la delimitación en el Océano Pacífico. 

El otro representante legal, el abogado argentino Marcelo Kohen, demostró que la posición de Nicaragua en el Mar Caribe también es inadmisible, específicamente, la tesis de que Nicaragua puede derivar derechos de tratados de los que no forma parte, en referencia a un Tratado no ratificado entre Colombia y Costa Rica, lo que está en total contradicción con lo que ya la propia Nicaragua había dicho en otro caso, entre Nicaragua y Honduras, unos 10 años atrás.

Sobre la instalación de un campamento militar en territorio costarricense, el Embajador de Costa Rica en Países Bajos, Sergio Ugalde, hizo ver que Nicaragua prácticamente había aceptado, durante la primera ronda de argumentos orales, que su campamento militar estaba en la playa de Isla Portillos, y no en una franja de arena frente a la Laguna de Harbor Head.

El Embajador resaltó en que “el campamento [militar] quizá sea pequeño, la incursión no es profunda, pero [sin duda] esta es una acción militar deliberada”.

En su presentación de cierre de la audiencia oral, el Agente costarricense, Edgar Ugalde Álvarez, reiteró el compromiso de Costa Rica de respetar la decisión que el alto tribunal tome, y abogó para que Nicaragua manifieste con anticipación su voluntad de respetar y acatar el fallo.

Costa Rica espera que de la Corte Internacional de Justicia salga una determinación final sobre los límites marítimos de ambos estados, una resolución, dijo, que dará seguridad jurídica y va a prevenir cualquier acción de reclamo en el futuro.

El gobierno de Costa Rica reiteró su confianza en el alto tribunal y en el derecho internacional y espera una sentencia de la CIJ a finales de este año, o inicios del próximo.

Ahora es el turno de Nicaragua para exponer sus argumentos de cierre, mañana jueves. Luego la Corte se retirará a deliberar, y se espera una sentencia para finales de este año o inicios del próximo.