Magistrados de la Sala III se juramentan antes de rendir declaración ante comisión legislativa.
Magistrados de la Sala III se juramentan antes de rendir declaración ante comisión legislativa.

El anuncio lo hicieron la noche del miércoles la vicepresidenta de la Corte, Carmen María Escoto, y el magistrado Román Solís, a cuyo cargo estuvo la investigación del caso.

La conducta de los magistrados Chinchilla, Jesús Ramírez, Dorias Arias y Maria Elena Gómez fue calificada por sus compañeros de Corte Plena como "grave", lo que da lugar como sanción a una amonestación escrita.

Según se informó en la conferencia de prensa convocada para dar a conocer el resultado de la sesión, había una propuesta para sancionar a los integrantes de la Sala III por falta "gravísima", que hubiera producido una suspensión sin goce de salario, pero la iniciativa no reunió los 15 votos necesarios para ser aprobada.

A los cuatro magistrados se les acusa de haber desestimado, en 2017, una demanda contra los entonces diputados Otto Guevara (Movimiento Libertario) y Victor Hugo Morales (independiente) por un posible tráfico de influencias. La acusación se basaba en el registro de centenares de llamadas entre ambos legisladores y el empresario Juan Carlos Bolaños, involucrado en el escándalo conocido como "el cementazo" y actualmente en prisión preventiva.

La Sala III que en ese momento estaba integrada tambien por el destituido Celso Gamboa, actuó a petición de la fiscal Berenice Smith, quien en su momento fue sancionada con una suspensión de dos meses por hacer "incurrir en error" a los magistrados.

La levedad de la sanción contrasta con la severiad con que fue tratado el ex magistrado Gamboa, quien primero fue suspendido por la Corte Plena y luego destituido por el Congreso por haberse interesado en el expediente de un caso que involucraba a Juan Carlos Bolaños.

 

Reacciones

En redes sociales, las reacción generalizada ha sido pedir a los magistrados de la Sala III que renuncien.

"Eso de la amonestación escrita a los magistrados no ha caído bien. Me recuerda a las tarjetas amarillas de don Abel, en casos tan delicados como el “cementazo” hay que actuar sin miramientos. Ojalá los involucrados mediten separarse por su propia voluntad", afirmó el ex ministro de Comercio Exterior y diplomático Marco Vinicio Ruiz.

Palabras como "circo", "impunidad", "descaro" poblaron las redes sociales, con manifestaciones de inconformidad por parte de ciudadanos que consideran la resolución como un acto que deslegitima no solo a los funcionarios sancionados, sino a los que sancionaron a sus colegas "con guantes de seda".