• El cemento chino llegó en 2009 con Oscar Arias

Entre cementos, consolidación de un oligopolio y otros aromas

Por Iris Zamora. Las campañas electorales se vuelven más sexy, si se persiguen políticos vía “escándalos mediatizados”. El expediente reiterado de embarrialar a todos, para ocultar otros hechos, es recurrente. Reiterar acusaciones, sin pruebas, asumir el rol de fiscales o jueces, condenar solo por un supuesto, resulta lo usual. 

Un préstamo otorgado a un empresario, que no es parte de la casta tradicional, para importar cemento desde China, ha contribuido a recuperar la memoria histórica de los linchamientos ocurridos años atrás… Le creímos a los que confesaron sentirse avergonzados del comportamiento de la sociedad costarricense, que de manera irracional se congregó en la gritería de, ¡sangre y crucifíquenlo… es político¡… Reconozco que lo políticamente correcto es ponerse del lado de la jauría… Me abstengo.

Ignoro si otorgar el crédito al Importador de cemento chino, es un delito, si lo es el monto, o la forma en qué lo otorgaron, o si la garantía es un delito.

Antecedente; a COOPELESCA le otorgaron un préstamo por 32 millones de dólares, para comprar una vieja planta hidroeléctrica a la empresa HOLCIM, que se supone tenía un precio de 12 millones de dólares sin contar la depreciación de los viejos equipos; además, a un empresario de vieja estirpe le otorgaron un préstamo por 37 millones de dólares, su empresa quebró 7 meses después,… me han entregado documentos de un supuesto préstamo por un poco más de 60 millones, para comprar una cadena de hoteles…

Tal parece que, no es tan inusual para la banca del estado otorgar créditos por muchos millones de dólares, cuya garantía sean los bienes que compran con el préstamo.

En éste “escándalo” hemos visto de todo, hasta una “interpelación” al Presidente de la Republica, por parte de una Comisión Legislativa. Si bien, Servicios Técnicos justifica que un reglamento legislativo lo permite, lo cierto es que en el CAPITULO II de la Constitución de la Republica, art. 121, inciso 24 señala claramente que la Asamblea Legislativa, está facultada para realizar interpelaciones a ”los Ministros de Gobierno…” El Presidente de la Republica no es un Ministro, hasta donde sé, un reglamento no está por encima de la Constitución de la Republica

La comparecencia tuvo momentos de histrionismo, de discursos, rostros enojados, de lisonjas, adulación y trato irrespetuoso a la investidura del Presidente de la República, además, de una línea de interrogación que nunca entendí: demostrar que el Presidente Luis Guillermo Solís, conocía a tres de sus amigos desde 15 o 30 años atrás “… ( ¿? ).

Más que evidente la cercanía del Presidente Solís, con don Mariano Figueres, don Melvin Jiménez y don Víctor Hugo Morales... ¿Cuál era el punto?... Nunca lo supimos… Una entiende, en las noches de hastío yo también veo los viejos capítulos de CSI, Cuántico, Bones, o Crímenes Mayores.

Aun cuando el diputado Presidente de la Comisión no quería hablar de la apertura del mercado del cemento, e insistió que ese, no era el tema de la interpelación al señor Presidente, lo cierto es que ese, es el tema.

Desde el 2005 el duopolio del cemento, CEMEX_HOLCIM, junto con el MEIC, habían inventado 5 barreras que impedían la competencia. Se blindaron, sin justificaciones técnicas; por ejemplo inventaron que el saco de cemento tenía que pesar hasta 50 kilos, que solo podía ser comercializado por hasta 45 días después del empaque, y que el cemento a granel solo se comercializa en la fecha de producción… Sin embargo en la página oficial de HOLCIM dice: “Normalmente los cementos no permanecen almacenados mucho tiempo, pero se pueden almacenar por largos periodos sin presentar deterioro… si se mantiene seco va a retener su calidad, es extremadamente durable y puede ser usado después de muchos años…” Y, ¿no es acaso, el argumento contrario que han blandido, los que se oponen a que el Importador de Cemento Chino lo traiga al país?...

Las relaciones, entre banqueros privados, directivos de la banca estatal, pagos de un medio de comunicación digital a un directivo del BCR, directivos de HOLCIM, abogados de HOLCIM, otorgamiento de un crédito del BCR por 32 millones de dólares, para comprar una vieja planta hidroeléctrica de HOLCIM, es una relación que debe ser ampliamente aclarada, por la integridad de los señalados, y la trasparencia que reclama la sociedad costarricense.

Semanas atrás el Presidente Solís informó que las ganancias por la producción, y comercialización del cemento son de aproximadamente 500 millones de dólares anuales… Claro, 500 millones dólares, es mucha plata, resulta obvio que no quieren compartirla. El Importador de cemento chino vende solamente el 5% del consumo nacional de cemento. HOLCIM y CEMEX tienen el 95 % de mercado nacional, como aseguró, en entrevista que le realizara, la Ministra de Economía la Msc. Geannina Dinarte.

El cemento traído de China y Taiwan, llegó a inició en el 2007 en el Gobierno del Presidente Arias Sánchez.

En Diciembre del 2014 el entonces Ministro del MEIC, Welmer Ramos, decide eliminar las 4 barreras restantes.- la del registro de importadores ya había sido eliminada en el Gobierno de doña Laura Chinchilla- Eso enfureció a quienes dominan el mercado.

¿Qué hay detrás del “escándalo del cemento”? ¡Además de que estamos en campaña electoral¡... ¿Hubo un préstamo otorgado a un importador por vías inadecuadas ?...¿El Importador está al día con el pago del crédito en el Banco?... ¿Hubo intento de fraude contra el BCR?... ¿Existe tráfico de influencias en el otorgamiento del crédito?… ¿Existe investigación en la fiscalía?... o ¿en realidad se trata de una Guerra Comercial de dos empresas extranjeras, que se han puesto de acuerdo en el precio del cemento, y se han distribuido el país para la venta de su cemento, con el propósito, de que nadie les invada el mercado?... La anterior víctima fue Cementos David.

En la interpelación al Presidente de la Republica Luis Guillermo Solís Rivera, el diputado Ottón Solís, señaló que no era necesario eliminar las barreras, ni abrir el duopolio, que el Presidente podía solucionar el problema, vía decreto, fijando el precio del cemento…

¡Me pareció estupendo¡. Presidente Solís, tómele la palabra a don Ottón, fije el precio del cemento por decreto!... Si los hospitales privados llenan sus salas de emergencia, por infartos masivos, a raíz del decreto, es otro asunto. Le aseguro que miles de familias le agradecerán esta medida…