Disturbios dejan 16 detenidos en Limón

El saqueo de un supermercado, los bloqueos de calles y la quema de un cabezal obligaron a la intervención de la policía entre la noche del martes y la madrugada del viernes en el cantón central de la provincia de Limón, informó el Ministerio de Seguridad Pública.

Los hechos se produjeron en el marco de la huelga que mantienen los empleados públicos en todo el país desde el pasado lunes, aunque no está claro si los incidentes son todos achacables a lo huelguistas o si, en algunos casos, actuaron delincuentes aprovechando el movimiento.

Durante la madrugada, una turba saqueó un supermercado Maxi Palí, lo que obligó a una rápida intervención de la Fuerza Pública que detuvo a 16 personas y recuperó parte de la mercancía robada.

“Estas personas, que son delincuentes, serán presentadas ante el Ministerio Público la mañana de este miércoles”, manifestó el ministro de Seguridad, Michael Soto.

Por otra parte, un grupo de huelguistas bloqueó el ingreso a las instalaciones de Recope. Ahí también tuvo que intervenir la policía para garantizar el normal ingreso y salida de combustibles de dichas instalaciones.

También, durante el día de ayer, desconocidos sabotearon el cuarto de suministro eléctrico de Recope. Sin embargo, los daños fueron reparados y el plantel siguió funcionando normalmente.

En barrio Limón 2000 se produjo un altercado entre manifestantes que bloqueaban la calle y el conductor de un cabezal que intentaba pasar.

Según versiones oficiales, el conductor fue amenazado con un arma de fuego y obligado a bajar del vehículo, tras lo cual los manifestantes le prendieron fuego.

 “Tenemos importante recursos en este sector (Limón) para garantizar que delincuentes no atenten contra la ciudadanía ni contra la instalaciones. En particular tenemos una presencia importante en Recope para garantizar el suministro de combustible en todo el país”, apuntó Soto.