Así lo explicó el rector de la UNA, Alberto Salom, en declaraciones a Informa-tico.com, respondiendo a las distintas reacciones que han surgido en los últimos días por el monto de proyecto, que ronda los 14 millones de dólares.

Salom explicó que esta iniciativa se planteó desde hace varios y que, desde entonces, se viene haciendo un ahorro para poder financiarla. Los fondos ya tenían ese destino y, por ley deben ejecutarse, “no se pueden congelar en una cuenta bancaria o destinarse a otros fines”, aclaró.

“A los recursos de inversión, como son los de estas construcciones, no se les puede cambiar el destino, no se puede decir que los vamos a dedicar a becas o al pago de personal, porque la ley no lo autoriza”, puntualizó.

Dijo además que el hecho de que la adjudicación haya coincidido con la discusión del plan fiscal y la huelga es una pura coincidencia, pues a esto se llega después de cumplir una larga lista de procesos y plazos que iniciaron hace tres años.

Las obras

Salom explicó que las obras en cuestión forman parte de un programa de desarrollo de infraestructura institucional y aseguró que no son bagatelas sino espacios indispensables para el desarrollo de la actividad cultural universitaria y comunitaria y la prestación de servicios esenciales a los estudiantes.

El proyecto incluye dos conjuntos de obras, uno de los cuales se construirá en la Plaza de la Diversidad: un museo con galerías, salas de exposición y proyección, bodegas, oficinas administrativas, centro de monitoreo de seguridad institucional, escenario con concha acústica, bosque urbano (rescatando 14 especies autóctonas), rampas y pasarelas con el fin de brindar adecuada accesibilidad a personas con discapacidad a diferentes edificios de los alrededores y de la plaza, adecuación de zonas verdes y espacios de permanencia de estudiantes.

El otro es la Casa Estudiantil, que contempla bodegas, áreas de carga y descarga, soda universitaria, aula para danza, bodegas de instrumentos, sonido y vestuario, espacios para diferentes órganos estudiantiles, aula taller para la vida estudiantil, oficina de voluntariado, área de comedor estudiantil, espacios de plaza para actividades culturales (danza, teatro, música, etc.) y adecuación de áreas verdes y accesos para cumplimiento de ley 7600, comunicación con parqueo Uriche (existente) con ampliación de 34 espacios para parqueo de vehículos.

Concepto de diversidad

La explanada que se ubica entre los edificios de las Facultades de Ciencias Sociales y Filosofía y Letras, fue inaugurada en 2006 con el nombre que tiene actualmente: Plaza de la Diversidad, como un reconocimiento del respeto que la universidad tiene por la diversidad humana en su sentido más amplio.

Salom citó el acuerdo del Consejo Universitario en que se fundó la creación de la Universidad, uno de cuyos artículos expresa:

“El reconocimiento de la diversidad es intrínseco a la Universidad, es así que su misión establece la defensa y la promoción de los valores que guían la vocación institucional y que están estrechamente relacionados con el concepto de diversidad:  el compromiso social, el respeto y el diálogo, la equidad entendida como la condición de trato equitativo en oportunidades y derechos entre hombres y mujeres, jóvenes y adultos, de forma que se desarrollen plenamente sin discriminación por razones políticas, de sexo, condición social, edad, religión o etnia”.

En ese contexto, es totalmente falso y tendencioso decir que la Plaza de la Diversidad es lo mismo que la Plaza de los Gays. Y más aún tratar de sugerir que es un espacio creado por las actuales autoridades universitarias, señaló el rector.