Asesora en Educación de Fabricio Alvarado adeuda más de 5 millones a la CCSS

Marisela Rojas, asesora en temas educativos del candidato Fabricio Alvarado y eventual ministra del ramo, adeuda poco más de 5 millones de colones en cuotas no pagadas a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS). Está además suspendida del Colegio de Licenciados y Profesores por incumplimiento en el pago de la colegiatura desde 2004.

Así lo han dado a conocer varios medios de comunicación, luego de que Rojas protagonizara un insólito espectáculo cuando intentó ingresar disfrazada a una reunión que el lunes pasado sostuvo la ministra Sonia Marta Mora con vecinos de San Carlos.

La asesora de Fabricio Alvarado fue fundadora y directora del Instituto Post-Piagetano de Educación Infantil (IPIE), que aparece en los registros de la CCSS como Instituto Constructivista de Educación Infantil con una deuda de 5.081.504 colones, actualmente en cobro judicial.

Este centro educativo, que fundó Rojas en 2002 fue cerrado en 2015, dejando pendientes sus compromisos con la seguridad social.

También ha llamado la atención el que Rojas esté suspendida del Colegio de Licenciados y Profesores, pues la colegiatura es obligatoria para quienes se desempeñan en el campo de la educación.

Rojas Zamora se convirtió en figura de interés público tras revelarse que sería la ministra de Educación si el candidato Fabricio Alvarado ganara la segunda ronda de las elecciones, pero dicho interés aumentó en proporciones geométricas luego del incidente que protagonizó en San Carlos.

En este cantón alajuelense, un grupo de vecinos enardecidos han cerrado por la fuerza varios establecimientos educativos, dejando sin clases a unos 2.700 estudiantes, para exigir al gobierno que suspenda la aplicación de los programas de educación sexual.

Los argumentos de estos grupos se basan en informaciones distorsionadas, como que existen programas de educación sexual en primaria o que los contenidos incitan a los estudiantes a la homosexualidad, aspectos que han sido desmentidos y ampliamente aclarados por el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Pero, además, el MEP ha dejado claro que aquellos padres que tienen dudas y que no quieran que sus hijos reciban estos contenidos (que son solo para secundaria), pueden solicitarlo en una carta dirigida al director del colegio.

En apoyo a este grupo, aparentemente ligado al candidato evangélico, Rojas se presentó al sitio de la reunión fingiendo ser una madre no-vidente. Según testigos, llegó con los ojos entornados y acompañada por un falso lazarillo, pero fue reconocida por la persona que coordinaba el encuentro, quien le impidió el ingreso pues existía un acuerdo entre la ministra y los padres de familia de que no participarían personas ajenas a la zona.

Tras el encuentro, y pese a las amplias explicaciones de la ministra, los líderes del movimiento mantuvieron su decisión de impedir por la fuerza el inicio de las clases en los centros educativos afectados.