Gobierno acoge oferta de la iglesia de mediar con sindicatos para abrir diálogo

El presidente Carlos Alvarado acogió una oferta de la iglesia católica de mediar con los sindicatos en busca de un diálogo que permita poner fin a la huelga del sector público, que este viernes entró en su quinto día con afectaciones en servicios de salud y educación, entre otros.

Alvarado dijo que no es indiferente a los problemas que afecta a los ciudadanos a raíz de este movimiento, convocado por un frente único de sindicatos para oponerse al proyecto de reforma tributaria que discute la Asamblea Legislativa.

Alvarado pidió también la mediación de los rectores de las universidades públicas y de la ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, quien esta semana hizo pública su oposición a las medidas tributarias impulsadas por el gobierno.

El presidente dijo que los ministros Rodolfo Piza (Presidencia) y Steven Núñez (Trabajo) estarán a cargo del diálogo por parte del gobierno.

“El gobierno mantiene sus puertas abiertas al diálogo y celebramos sus encomiables esfuerzos en pro de la paz social del país. Los grandes acuerdos se han alcanzado mediante el instrumento del diálogo y en esta ocasión debemos continuar por esa provechosa ruta”, manifestó el mandatario en una carta dirigida a la Conferencia Episcopal, aceptando el ofrecimiento de mediación.

La idea, según explicó el presidente Alvarado, es realizar un encuentro preliminar con la dirigencia sindical lo más pronto posible, con el fin de acordar las bases de un diálogo en torno al problema que preocupa a los trabajadores, la reforma tributaria.

Fuentes del gobierno explicaron que la reunión no podría realizarse este mismo viernes, debido a que las autoridades estarán ocupadas en las actividades de celebración del aniversario 197 de la Independencia nacional.

El secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos, Albino Vargas, aseguró que la dirigencia sindical no ha recibido ninguna comunicación oficial, ni de parte del gobierno ni de la iglesia, en relación con una propuesta de diálogo.

En todo caso, explicó, las decisiones deben ser adoptadas por todos los sectores participantes en el movimiento, por lo que la iniciativa tendrá que ser analizada conjuntamente.

Vargas dijo que el paquete fiscal tiene el más amplio repudio del pueblo y advirtió que la huelga se mantiene.