• Aceleran cooperación en invistigaciones médicas y salud pública

La Habana será sede del primer encuentro de médicos y cirujanos de EE.UU y Cuba

El histórico primer Encuentro de médicos y cirujanos de Estados Unidos y Cuba se celebrará en La Habana, del 16 al 18 de noviembre, y será el escenario propicio para llegar a acuerdos sobre la acreditación de servicios médicos e investigaciones médicas en ambos países y una agenda en cooperación bilateral.

Sylvia Burwell, secretaria del Departamento de Salud de EE UU y Roberto Morales, Ministro de Salud Pública de Cuba

Este encuentro es auspiciado por el Consejo de Sociedades Científicas de la Salud de Cuba, una institución homóloga a la que existe en Estados Unidos.

El cónclave será, además, un espacio de reconocimiento a la labor de la salud pública cubana, según explicó en rueda de prenda Eduardo Molina, responsable de relaciones internacionales de la Sociedad cubana de cirugía.

Estarán presentes en la cita un grupo de 15 miembros de la Junta Internacional de Cirujanos y Médicos de Estados Unidos, organización no gubernamental que agrupa todas las especialidades médicas y paramédicas de esa nación norteamericana.

Molina puntualizó que uno de los objetivos más importantes del encuentro es el relativo a la acreditación de servicios médicos internacionales, o sea, recomendar a Cuba para enviar pacientes a tratarse en la isla.

(Cubadebate y Prensa Latina)

Cuba y EEUU firmaron memorando para la lucha contra el cáncer y otras enfermedades

Por José Concepción, Ladyrene Pérez, Desmond Boylan

Ambos países firmaron un histórico memorando de entendimiento para la cooperación en el control del cáncer. La rúbrica del acuerdo la hicieron Sylvia Burwell, secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS) en su reciente visita a La Habana, y Roberto Morales, titular del Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP).

El acuerdo es para la ayuda mutua en el control, la investigación, vigilancia y evaluación del cáncer, enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo y es una de las principales causas de muerte en ambos países.

Este instrumento permitirá la implementación de proyectos de colaboración, la organización de reuniones, conferencias y talleres, el intercambio de información y buenas prácticas, la investigación, la vigilancia y el seguimiento, entre otras formas de cooperación en el control del cáncer.

“Después del anuncio de la normalización de las relaciones del 17 de diciembre de 2014, se fueron creando las circunstancias para el surgimiento de una colaboración institucional entre el HHS y el MINSAP. Anterior a esa fecha habíamos tenido cooperaciones, pero entre universidades, ONG; no de manera oficial“, explicó a Cubadebate el director de Relaciones Internacionales del MINSAP, Néstor Marimón Torres.

Dichos intercambios adquirieron carácter oficial y se reimpulsaron cuando el ministro Morales fue invitado por la secretaria Burwell a visitar Washington en junio pasado. En la capital norteamericana, firmaron un memorando de entendimiento marco para la colaboración fundamentalmente en las enfermedades no transmisibles, en las arbovirosis (zika, dengue, chinkungunya, fiebre amarilla) y en las no crónicas como el cáncer, la diabetes, la hipertensión, los padecimientos mentales y en temas generales como la investigación, la calidad de los servicios, el envejecimiento poblacional, entre otros.

En esa misma visita se acordó un plan de acción para implementar ese memorando. Se plantearon 29 acciones, “19 de ellas ya se desarrollaron o están haciéndose en estos momentos. Hay unas cinco o seis que todavía no pueden completarse debido a las limitaciones que establece el bloqueo”, añadió Marimón Torres.

Los intercambios continuarán entre el 28 y 30 de noviembre cuando tendrá lugar, en Cuba, otro evento con mayor participación de especialistas cubanos y estadounidenses para dar continuidad a lo visto en el IPK. Además, en diciembre la secretaria adjunta del HHS, Karen B. DeSalvo, visitará Cuba para asistir a un evento sobre diabetes y el medicamento Heberprot-P en Varadero.

Sobre las medidas impuestas por el gobierno de los Estados Unidos que limitan la colaboración en salud y el derivado beneficio de ambos pueblos, Marimón lamentó que:

“1-El bloqueo no permite que haya financiamiento para desarrollar actividades conjuntas de más peso 2-El programa Parole, una política de EE.UU. que estimula la deserción de médicos cubanos que se encuentra de misión. Lo que no hacen con ningún profesional del mundo, lo hacen solo con los cubanos para dañar a nuestro país y también a las naciones que reciben nuestra colaboración. El ministro le señaló estos temas en varias ocasiones a la secretaria Burwell y aunque ella lo entiende y no depende de la HHS, siguen vigentes. Esperamos que estos obstáculos se resuelvan en el futuro”.

Tanto el ministro Morales como la secretaria Burwell ratificaron que existe voluntad y entendimiento de ambas partes. “Pienso que se ha avanzado hasta donde las condiciones actuales lo han permitido y se han creado las bases para que los intercambios se puedan desarrollar mucho más en caso de que EE.UU. elimine las restricciones que impone a Cuba”, concluyó el director de Relaciones Internacionales del MINSAP.