• Un país altamente sísmico la población debe ser responsable

Más de 100 réplicas registra la Red Sismológica tras el terremoto de 6,3 en Jacó

Más de 100 réplicas han sido registradas por la Red Sismológica Nacional (RSN:UCR-ICE) con magnitudes variadas, la mayoría imperceptibles y otras mayores que sí son sentidas en especial en áreas cercanas al epicentro, en Jacó, tras el terremoto de magnitud 6,3 de las 8:28 pm del domingo y su réplica de 5.2, tres minutos después. Dos víctimas mortales que sufrieron un infarto están relacionadas con los fuertes temblores que sorprendieron a la población.  

Los expertos de la Red Sismológica Nacional (RSN:UCR-ICE) recordaron que Costa Rica es un país altamente sísmico donde cada tres años, en promedio, ocurre un sismo destructivo por lo que la población debe asumir esta condición con responsabilidad.

La RSN indicó que es la primera vez que se registra un sismo de esta magnitud frente a Jacó, el origen del terremoto estuvo en el proceso de subducción de la placa del Coco bajo la placa Caribe.

Los únicos datos que se revelaron de las personas fallecidas indican que se trata de una mujer y un hombre, ambos de 55 años de edad, que ingresaron a la Clínica del Seguro Social de Jacó, víctimas de un paro cardiorespiratorio que les provocó la muerte. El ingreso ocurrió unos minutos después de los fuertes sismos sacudieron la zona entre las 8:28 y las 8:36 pm del domingo (12.11.17). Las muertes fueron confirmadas por autoridades médicas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La experta en sismología, Ivonne Arroyo, quien se dedica a estudiar la estructura de la parte superficial de la zona de subducción frente a la costa del Pacífico Central costarricense, dijo que el relieve de la placa del Coco se caracteriza por los numerosos montes submarinos que presenta. Esta característica genera interacciones que acumulan esfuerzos (energía) al darse roces de estos montes submarinos con la placa Caribe, estos montes se comportan como asperezas, es decir, puntos donde se acumulan esfuerzos.

Esta es la razón, por la que se generan sismos de magnitud intermedia frente a la costa del Pacífico central costarricense, como el sentido en todo el territorio nacional e incluso en los países vecinos (Panamá y Nicaragua) el domingo anterior (12.11.17).

Arroyo dijo que los registros de la RSN señalan a la región del Pacífico Central como una de las zonas sísmicas más activas del país, con un histórico de sismos de magnitudes máximas de 7,0 conocidas como magnitudes intermedias. Se han registrado el terremoto de Cóbano de 7,0 grados del 25 de marzo de 1990, el terremoto de Quepos, agosto de 1999 con una magnitud de 6,9 y el terremoto de Osa, de junio del 2002 cuya magnitud fue de 6,4.

Para los sismólogos y geólogos, la ocurrencia de un sismo es un evento que aporta nuevos datos y conocimientos sobre el comportamiento sísmico de nuestro país.

En esta ocasión, señalaron los expertos, para quienes la zona de subducción de Costa Rica es un verdadero laboratorio natural, el sismo de Jacó es el primero de esta magnitud que se registra en esa ubicación desde que inició la RSN en 1973. “Por lo tanto, este terremoto es una nueva oportunidad de investigación. La tarea de la RSN ahora será dibujar la geométrica y en general, las características de la zona de subducción en ese sector”.

¿Cómo lo percibieron los costarricenses?

El coordinador de la RSN, Lepolt Linkimer, dijo que la forma en que la población percibe la intensidad de un terremoto dependerá siempre de la cercanía con el epicentro. “La ciudad capital, por ejemplo, está a tan solo 60 km del epicentro de Jacó y por ello, en esta zona se percibió el movimiento con una intensidad de IV en la escala Mercalli Modificada. Es decir, se sintió muy fuerte.

¿Se pueden esperar nuevos sismos? Linkimer resaltó que somos un país muy sísmico “en promedio en Costa Rica ocurren sismos destructivos cada tres años. Por lo que saber convivir responsablemente con los sismos es la clave”. Llamó la atención sobre medidas preventivas como tener un plan de emergencia en caso de terremoto en la escuela, centro de trabajo y en su vivienda.

Los puntos importantes que debe incluir el plan ante una emergencia son: Conocer los sitios seguros, rutas de evacuación y definir previamente un sitio de encuentro con la familia cuando haya pasado el terremoto.

ORIGEN DEL SISMO

El sismo de las 8:28 pm de magnitud 6,3 y su secuencia de réplicas tuvo su origen en el proceso de subducción de la placa del Coco bajo la placa Caribe. Frente al Pacífico Central costarricense el relieve de la placa del Coco se caracteriza por numerosos montes submarinos.

Se cree que al subducirse bajo la placa Caribe (representados en el mapa como círculos rosados) estos montes actúan como asperezas, es decir, áreas específicas donde se acumulan los esfuerzos. En estas zonas se generan sismos y terremotos, como el sismo sentido hoy 12 de noviembre.

Esta región es una de las zonas más sísmicamente activas del país. Históricamente, se han generado sismos de magnitudes máximas de 7,0, como el terremoto de Cóbano del 25 de marzo de 1990. Otros sismos relevantes en las zonas cercanas fueron el terremoto de Quepos de agosto de 1999 (magnitud 6,9) y el terremoto de Osa de junio del 2002 (magnitud 6,4).

Otro sismo importante, cercano al epicentro del sismo del 12 de noviembre, es el terremoto de Damas de Parrita, de noviembre del 2004 (magnitud 6,4), no obstante, este sismo tuvo un origen distinto a los otros sismos mencionados, pues ocurrió en una falla local en la corteza. La Red Sismológica Nacional permanece al tanto de esta actividad sísmica.

* Dos videos del coordinador de la RSN, Dr. Lepolt Linkimer. facebook @RSN.CR https://www.facebook.com/RSN.CR/videos/1629144387149128/ https://www.facebook.com/RSN.CR/videos/1629153707148196/