El FBI fue alertado sobre el tirador de Florida el pasado septiembre

Nikolas Cruz, el joven que mató a 17 personas a tiros dentro y en las inmediaciones de la que había sido su escuela en Parkland, Florida, el día de San Valentín se enfrenta a 17 cargos de homicidio premeditado. El pasado septiembre, un usuario de Youtube alertó al FBI sobre Cruz después de que este comentara un vídeo diciendo que algún día sería un "tirador profesional en un colegio".

El asesino, de 19 años, ha sido descrito como una persona obsesionada con las armas, que llegó a participar en un programa de entrenamiento militar junior, según fuentes del Pentágono citadas por la agencia France Presse.

"El FBI investigó pero no logró identificar al usuario que hizo ese comentario", defendió el representante de la agencia en Florida. "Queremos que esto no vuelva a pasar. Debemos tener una conversación real sobre este problema: ¿cómo prevenir que una persona con enfermedades mentales toque un arma? La violencia debe parar. No podemos perder a otro niño por la violencia en este país", afirmó este jueves Rick Scott, el gobernador del Estado.

"En estos momentos de dolor, somos una gran familia americana. Rezamos por las víctimas y las familias de las víctimas. A los niños de esta nación: no estáis solos. Unámonos como una sola nación por un futuro más esperanzador", dijo el presidente, Donald Trump, en una comparecencia. Trump visitará Parkland en los próximos días para mostrar sus condolencias a las familias afectadas.

Hace un año, el atacante había sido expulsado por indisciplina y se le vetó la entrada al centro escolar con mochila. La administración de la escuela alertó a algunos maestros por correo electrónico de la prohibición sobre Cruz, según resaltó un profesor al Miami Herald. Pese a todo, el adolescente logró acceder al centro mezclado entre sus compañeros y tras hacer sonar las alarmas de incendio, comenzó a disparar.

En pleno luto, horas después de la matanza, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha descrito la masacre como el acto de un desequilibrado y ha hablado de la responsabilidad del entorno de Cruz sobre denunciarle. "Muchos signos de que el el tirador de Florida estaba mentalmente desequilibrado, y que había sido expulsado de la escuela por mal y errático comportamiento. Vecinos y compañeros de clase sabían que era un gran problema. Hay que reportar siempre estos casos a las autoridades, una y otra vez", ha dicho Trump en su cuenta de Twitter.