Sala IV pidió informe al MEP sobre guías de educación para la sexualidad

La Sala Constitucional podría aportar un criterio jurídico a la polémica desatada por padres de familia contra el uso de las guías pedagógicas de educación para la afectividad y la sexualidad, del MEP, al acoger para su estudio un recursos de amparo, este jueves (15.02.18). El Tribunal no dictó medidas cautelares por lo que las clases de educación sexual no serán suspendidas.

La Sala IV dio tres días al Ministerio de Educación Pública (MEP) para que presente un informe completo sobre contenidos y metodología de aplicación de las guías.

Los Magistrados resolvieron dar curso para su estudio a uno de los 4 recursos de amparo que ingresaron entre el 8 y el 15 de febrero, con el fin de estudiar los materiales didácticos antes de emitir una resolución que podría ser a favor del MEP o en contra de las guías.

La Sala Constitucional había fallado otro recurso de amparo anterior, en 2012, cuando el MEP implementó nuevos contenidos del programa de educación para la sexualidad durante el gobierno de Laura Chinchilla. Entonces como ahora, hubo padres de familia opuestos a que sus hijos recibieran estas clases.

En aquella ocasión algunos padres de familia también presentaron un recurso de amparo que fue resuelto por la Sala IV indicando que los padres que no estén de acuerdo con los programas de educación sexual pueden solicitar en el centro educativo que sus hijos no las reciban.

Ante este nuevo amparo, los Magistrados se han mostrado dispuestos a revisar de los contenidos polémicos y podrían ampliar los alcances de esa sentencia o rechazar el recurso.

El panorama tiende a complicarse. Unas 20 municipalidades firmaron una solicitud al Ministerio de Educación para que suspenda las guías de educación sexual en los colegios, aduciendo que los contenidos no están claros para la población y acuerpando a los padres de familia que se oponen a que sus hijos reciban esa materia.

Además, en unos 20 centros educativos, en su mayoría de la zona norte del país, grupos de padres de familia impidieron el primer día del curso lectivo, que los estudiantes y los educadores ingresaran a las instituciones.

De los otros amparos ingresados, se informó que la Sala IV ya rechazó de plano uno y estudia la admisibilidad de los otros dos.