Los vecinos fueron atendidos durante más de dos horas por la viceministra Nancy Marín.
Los vecinos fueron atendidos durante más de dos horas por la viceministra Nancy Marín.

Un centenar de miembros de esa comunidad, apoyados por el diputado Melvin Nuñez de Restauración Nacional, se apostaron frente a la Casa Presidencial en Zapote, reclamando el apoyo del presidente Carlos Alvarado.

El grupo fue atendido por la viceministra de la Presidencia, Nancy Marín, quien se comprometió a tomar varias medidas en apoyo a los vecinos de Parcelas de Herradura, aunque aclaró que para el Poder Ejecutivo es imposible impedir la aplicación de una orden judicial.

Los vecinos aseguran que desde hace 20 años ocupan esos terrenos, unas 50 hectáreas de alto valor turístico, las cuales pasaron -por mecanismos “incomprensibles- de manos del Estado a personas privadas.

Ahora, un juzgado local ha ordenado, a petición de los interesados, el desalojo de los terrenos, el cual se ejecutaría el próximo lunes 21 de mayo, lo cual implicaría lanzar a la calle a no menos de 2.500 personas.

La viceministra Marín expresó su solidaridad a los afectados y anunció tres acciones inmediatas, una de ella es poner en conocimiento del caso al Instituto de Desarrollo Rural (INDER) para que estudie la situación.

También solicitará la intervención del Registro de la Propiedad para que investigue las irregularidades registrales denunciadas por los afectados.

Al mismo tiempo, se elevará el caso a la Comisión de Atención Interinstitucional de Desalojos para que tome las medidas pertinentes.

“Entendemos la difícil situación en que ustedes están y sepan que aquí tienen las puertas abiertas al diálogo”, dijo Marín a los vecinos de Parcelas que se manifestaban frente a los portones de la Casa Presidencial.

Sin embargo, “con transparencia y honestidad les digo que como Poder Ejecutivo no podemos interferir en la orden de desalojo dada por un juez de la República”, explicó la funcionaria.