La designación de Odio se produjo en el marco de la 46 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), reunida en Washington, que debía llenar cuatro vacantes en la corte regional.

Junto a la costarricense fue reelecto para un segundo periodo el chileno Eduardo Vio Rossi, el argentino Eugenio Raúl Zaffaroni y el ecuatoriano Patricio Pamiño que llegan por primera vez a esa magistratura.

Elizabeth Odio es una jurista de larga trayectoria entre cuyos atestados está el de haber actuado como integrante de la Corte Penal Internacional (CPI) cuya función es juzgar individualmente a los responsables de crímenes de lesa humanidad.

Odio fue también vicepresidenta de la República durante el gobierno de Miguel Angel Rodríguez (1998-2002), periodo en el que paralelamente ocupó la cartera de Ambiente y Energía.

Anteriormente, en los gobiernos de Rodrigo Carazo (1978-1982) y de Rafael Angel Calderón (1990-1994) ocupó el cargo de ministra de Justicia.