• I Foro Institucional UCR 2017 sobre Libertad de Expresión

En Costa Rica el sistema de medios de comunicación no es plural ni diverso

La exposición de un ciudadano a los medios de comunicación nacionales no supone un contacto con contenido plural ni diverso. Ese es un criterio externado en el I Foro Institucional UCR 2017 sobre Libertad de Expresión.

Una conclusión del debate generado durante el I Foro Institucional 2017 es que el país tiene un sistema de medios de comunicación que es “excluyente, absolutamente comercial y discriminatorio” así lo caracterizó la Lic. Giselle Boza, del Programa de Libertad de Expresión, Derecho a la Información y Opinión Pública (Proledi) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Su comentario se ubica en el contexto del próximo apagón analógico y el inicio de la televisión digital –algo tan cercano como el próximo diciembre–, lo cual supone un estira y encoge sobre la distribución de frecuencias del espectro radioeléctrico ¿Cuántas y a quiénes?

El pulso es por colocar, en la decisión que tome el Estado, principios de diversidad, pluralismo e inclusión social.

Boza prefiere un Estado regulador que garantice el derecho a información plural en los medios de comunicación, durante su participación en la segunda mesa redonda del I Foro Institucional sobre Libertad de Expresión.

Al otro lado de la mesa, el exdirector del diario La Nación y exembajador de Costa Rica en Naciones Unidas el M.Sc. Eduardo Ulibarri Bilbao, apoya un estado propiciador de la libertad de expresión con intervención mínima en materia de regulación de la comunicación.

“La promoción de la pluralidad jamás debe implicar intervenir en las decisiones editoriales de los medios de comunicación y cuando se quiere imponer pluralidad eso implica intervenir en los medios”, comentó Ulibarri.

Con respecto al uso de las frecuencias, dijo que se debe tomar en consideración lo que pasa en el ámbito de los medios en la actualidad, pues aunque haya concentración mediática también dijo que hay “dispersión en instrumentos de comunicación”.

Él ve un ecosistema creciente de medios y que se debe pesar bien cómo utilizar esas frecuencias para promover el pluralismo deseado, pues cree que pluralismo no siempre son cosas positivas, “no implica un debate sesudo ni serio y eso hay que tenerlo presente” cerró.

Con la evidente y reconocida concentración mediática, –también evidenciada en el I Foro Institucional UCR sobre Libertad de Expresión– el reto sigue siendo fortalecer al Estado para que por las vías que pueda, garantice a la población plataformas de contenido plurales en lo político, lo cultural, diverso en lo sexual, en lo geográfico y de servicio público.

(*Oficina de Divulgación e Información ODI)