Violeta al fin de Hilda Hidalgo estará en Festival de Cine de Mar de Plata

Luego del exitoso estreno en salas de cine de Costa Rica y de la entusiasta recepción de la crítica y los espectadores, la película Violeta al fin de la cineasta costarricense Hilda Hidalgo continúa con su recorrido de presentaciones en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

El largometraje, que obtuvo una excelente crítica en la revista especializada Screendaily y tuvo su premiere mundial en el Busan International Film Festival en octubre pasado, se presentará en el prestigioso evento argentino que se lleva a cabo del 17 al 26 de noviembre, según confirmó el agente de ventas Habanero Films.
Sobre las funciones en Costa Rica, Hidalgo comentó: “la respuesta del público ha sido impresionante; el público conecta y se fascina con el personaje de Violeta y  de su universo, con su mirada fresca y desafiante acerca de la vida y la vejez. Una señora salió de la sala comentando: “de ahora en adelante me llamo Violeta”, imagínese”.
A la vez, en relación con la presentación de Violeta al fin en el Festival en Mar del Plata, Hidalgo dijo estar muy emocionada con que el estreno latinoamericano de la película sea en Argentina, “un país con una tradición cinematográfica muy fuerte”, y agregó sentirse expectante de la reacción del público, ya que se caracteriza por ser absolutamente cinéfilo.
“Este festival es uno de los más antiguos de América Latina y nos sentimos muy honrados de que la película de nuevo se muestre en un festival de categoría "A",  la más alta asignada por el FIAPF (Federación Internacional de Asociaciones de Productores)”, destacó Hidalgo.
Coproducida por Producciones La Tiorba de la misma Hidalgo y Cacerola Films de la reconocida Laura Imperiale de México, la cinta es protagonizada por la veterana y premiada actriz Eugenia Chaverri en el papel de Violeta y el mexicano Gustavo Sánchez Parra,  actor de la multigalardonada Amores perros del director Alejandro González Inárritu.
La productora mexicana, quien se encuentra en el país para el estreno de la película, señaló que Violeta al fin es una película inspiradora ya que "de algún modo todos somos Violeta, todos queremos defender nuestro derecho a tomar decisiones propias sin importar la edad".
Chaverri también comentó tras el estreno que “como buena directora, Hilda no se suscribió únicamente al guión y las actuaciones, sino que estuvo al cuidado de todo, de la cámara, la luz, el tempo; cuidó todos los detalles y por eso la película ha dado un resultado admirable y Violeta se vuelve tan cautivadora. Yo misma siento que soy Violeta”.
El actor mexicano Gustavo Sánchez Parra, quien no pudo asistir al estreno por encontrarse rodando una nueva serie de TV en México, envió los mejores deseos para la película: “me encantó la experiencia de filmar en Costa Rica; Violeta es un personaje profundo y humano, muy perseverante y con quien mi personaje establece una complicidad especial; es una historia que dará mucho para pensar”.
Violeta al fin es el segundo largometraje de ficción de Hidalgo, quien debutó en el 2010 con Del amor y otros demonios, adaptación de la novela homónima del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez y que fue estrenada en los festivales internacionales de Busán, Moscú y Los Ángeles.

La primera película costarricense seleccionada por el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata fue "La Segua" (1984) dirigida por Antonio Yglesias, producida y escrita por Óscar Castillo, con un guión basado en el cuento homónimo La Segua del escritor Alberto Cañas Escalante, quien acompañó la presentación del film en el FIC-Mar del Plata. También fue una coproducción costarricense-mexicana. La película se presentó en la primera edición del Festival de Mar del Plata tras la dictadura militar, ya que estuvo prohibido durante ese oscuro periodo de la historia argentina, en diciembre de ese año. 

Libertad en la vejez

Violeta al fin cuenta la historia de una adulta mayor, quien a sus 72 años quiere montar un negocio propio en casa y está dispuesta a romper todas las reglas  para defender su patrimonio e independencia.
Hidalgo explicó que está inspirada en mujeres como su madre y sus tías, a quienes les tocó vivir en una Costa Rica convencional, que a pesar de la muchas limitaciones impuestas a las mujeres, supieron defender su autonomía hasta el último día de sus vidas.
Como lo propone el guión, Hidalgo afirmó sentirse interesada en la noción de que la vejez conlleva verdadera libertad. “No solo aquello de que nunca es tarde para hacer lo que queremos, si no más bien de que hay cosas que solo podemos hacer “tarde”, por así decirlo; cosas que únicamente haremos al llegar a viejos”.
Consecuente con esta premisa, la directora expresó su enojo con la creencia de que la vejez es un destino a evitar. “Es lo contrario”, agregó, “la vejez nos potencia como seres humanos. Debe convertirse en un espacio de creatividad y libertad. Una recompensa”.
Además de la figuras estelares de Chaverri y Sánchez Parra, un elenco de primer nivel da vida en la pantalla a Violeta al fin, con la participación de los actores costarricenses Anabelle Ulloa, Erika Rojas, Andrés López Solano, Ólger González y Óscar Castillo, que se sumaron a un numeroso grupo de actores nacionales y a un equipo técnico de profesionales tanto costarricenses como mexicanos.
Violeta al fin fue producida con apoyo del Fondo para el fomento audiovisual y cinematográfico - El Fauno del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica del Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica, y el Fondo para la producción cinematográfica de calidad del Instituto Mexicano de Cinematografía.
Asimismo recibió el Estímulo Fiscal del artículo 189 del Fondo Eficine en México y el apoyo de Programa Ibermedia, Sonivisión y la Universidad Veritas.