Sin embargo, si se toman en cuenta las contribuciones indirectas como las compras de suministros y materias primas, dicho aporte se eleva a 8,2% del Producto Interno Bruto (PIB), según el informe.

Comparado con otras importantes actividades económicas, el turismo es de lejos el más importante. En 2016 los servicios e informática representaron el 2,2% del PIB; la producción de energía eléctrica un 2,1%; la producción de instrumentos y suministros médicos un 1,8% y el cultivo de banano -uno de los principales productos tradicionales de exportación, un 1,1% del PIB.

La industria turística incluye servicios de alojamiento, servicios de comida y bebidas, transporte en carretera, alquiler de automóviles y servicios médicos, entre otras.

En 2016, Costa Rica recibió 3 millones de visitantes del exterior y percibió cerca de 4.000 millones de dólares.

En cuanto a la generación de empleo, la actividad turística empleó en 2016 a 211.000 personas, lo cual representa un 8,8% del total.

La investigación, denominada “Cuenta Satélite de Turismo, fue llevada a cabo por el Banco Central con el apoyo del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

“Esta nueva estadística llega a engrosar nuestras cifras macroeconómicas, que sin duda son fundamentales para la toma de decisiones a nivel del país”, explicó el gerente del BCCR, Eduardo Prado.

Por su parte, la ministra de Turismo, María Amalia Revelo, manifestó que “la Cuenta Satélite de Turismo enriquece nuestro conocimiento sobre esta industria y con ello potencia las oportunidades de plantear políticas públicas, programas y proyectos más eficaces para su desarrollo”.

“El entendimiento minucioso de la dinámica económica del sector nos permite, además, crear mejor conciencia entre todos los actores que participamos directa o indirectamente en esta actividad económica sobre la importancia del turismo y la responsabilidad que asumimos de cara al desarrollo al que aspiramos como país”.