Federación Iberoamericana de Defensores condena asesinato de periodistas en Ecuador, El Salvador y Guatemala

La Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO) y su Red de Comunicadores condenaron los asesinatos perpetrados en los últimos días contra periodistas de Ecuador, Guatemala y El Salvador, mientras

Ecuador está de luto por el crimen de tres periodistas del diario El Comercio.

“El ejercicio del periodismo y la libertad de prensa resultaron, una vez más, vulnerados, con el agravante que se trata de la pérdida de vidas de profesionales y colaboradores que procuran, diariamente, llevar su trabajo informativo al público”, afirmó  la Red en un comunicado de prensa.

La Presidenta de la FIO, Iris Miriam Ruiz Class, tildó de “vil y despreciable” el grave atentado contra la libertad de prensa cometido por fuerzas disidentes de las FARC en la frontera entre Ecuador y Colombia, que cobró la vida de tres comunicadores del periódico El Comercio. De igual manera, repudió el asesinato de otros dos periodistas en los dos países centroamericanos.

La líder de los Defensores del hemisferio señaló que la prensa es un espectador imparcial en todo conflicto o controversia, y su largo historial de intervención en situaciones de peligro, se circunscribe a presentar las dos caras de la moneda.

Ruiz Class aseveró que en el caso particular de los periodistas ecuatorianos, el atentado fue totalmente injustificado, lo que pone de manifiesto que la lucha por los derechos humanos debe ser fortalecida por todas las instituciones cívicas, sociales y gubernamentales.

“Los periodistas asesinados son el reflejo de las vicisitudes que enfrenta la población civil y las personas en tránsito migratorio a lo largo de ese corredor fronterizo (entre Ecuador y Colombia)”, puntualizó.

La Presidenta de la FIO comentó que el proceso de paz y reconciliación en Colombia, “debe continuar indeleble superando los obstáculos que pretendan imponer fuerzas fratricidas, enajenadas del perdón y la reconstrucción social”.

Mostró además su esperanza en que ambos países lograrán llevar ante la justicia a los responsables. “Estamos seguros que no habrá espacio para la impunidad”, acotó Ruiz.