Avanza construcción de moderno edificio para escuela de La Carpio

Una moderna y bien equipada edificación, cuya construcción en proceso tendrá un costo cercano a los 4.000 millones de colones (7 millones de dólares), acabará con años de hacinamiento y precariedad para la escuela de la ciudadela La Carpio, en la Uruca.

Un grupo de niños observa la maqueta el edificio en construcción.

Este centro educativo, ubicado en una de las zonas de menor desarrollo social de San José, atiende a una población de aproximadamente 1.000 niños, que se verán beneficiados al recibir toda “la malla” de materias que actualmente es imposible impartirles por falta de infraestructura, explicó la ministra de Educación, Sonia Marta Mora.

La ministra, junto al presidente Luis Guillermo Solís, visitaron este lunes La Carpio para inspeccionar el avance de las obras, en compañía del personal docente y  estudiantes de la institución, así como de miembros de la comunidad

“Una gestión eficiente nos permite venir a la comunidad y concretar una obra pública que desde hace mucho tiempo es una necesidad, con esto fortalecemos equidad y calidad educativa. Infraestructura que se construye con los impuestos que pagamos y que además, en el caso de este escuela permitirá que sus población reciba toda la malla curricular y estar en una edificación segura y adecuada”, expresó el mandatario.

La nueva Escuela La Caja, de la Carpio, constará de dos edificios de tres pisos cada uno, con un total de 36 aulas, dos comedores laboratorios de cómputo, biblioteca, área deportiva y espacio administrativo, entre otras instalaciones.

“Ahí será posible impartir materias como música y educación física, lo que en la actualidad es imposible”, afirmó el director del centro educativo, Miguel Aguilar Ureña.

.

 

La infraestructura, además, tendrá una planta de tratamiento, tanques de almacenamiento de agua.

Una postergada deuda

La comunidad de La Carpio, con una población cercana a los 40 mil habitantes, necesita desde hace mucho tiempo un centro educativo con estas características. Sin embargo, la construcción se había postergado debido a la falta de espacio para en la comunidad por lo que se requería de decisiones articuladas.

La ministra Sonia Marta Mora explicó que, con instrucciones del presidente, se logró esa articulación, a lo que se sumó la acción firme de los vecinos de La Carpio que trabajaron arduamente para hacer posible esa confluencia de voluntades.

 “Los estudiantes necesitan espacios adecuados, una escuela moderna, acorde con sus necesidades, lugares llenos de luz y de color, que les hagan entender que hay cosas a las que pueden aspirar, y están a su alcance por medio de la educación”, puntualizó Mora.

Es un proyecto bioclimático que se orienta de acuerdo con el recorrido del sol para dar un mayor aprovechamiento de la luz natural, cuenta con ventilación cruzada y en su diseño se maneja el concepto de clima escolar. Toda la edificación cumplirá con las normas nacionales e internacionales, y usará materiales externos certificados en manejo de huella de carbono, agregó.

Este centro educativo es parte del Proyecto de Fideicomiso en Educación MEP-BID-BNCR, cuya inversión es de $167.5 millones de dólares y tiene por objetivo cubrir las necesidades educativas de más de 35 mil jóvenes de todo el país.