¿Qué pasó con la parte pública de la deuda de Yanber, tras la “quiebra”? ¿Quién rinde cuentas por el posible destino de esos recursos ante los costarricenses?, preguntó este miércoles en el Congreso la legisladora.

Mora recordó que en marzo de este año, ella presentó en la Comisión de Ingreso y Gasto Público una moción para que se investigara las condiciones, garantías y criterios bajo los cuales los Bancos del Estado aprobaron préstamos por más de 37 millones de dólares a la empresa Yanber.

“En esos momentos estábamos alarmados por lo que a todas luces parecía un tráfico de influencias políticas para pagar favores empresariales, dadas las cercanas relaciones de los propietarios de Yanber con altos dirigentes del PLN (Partido Liberación Nacional)”, dijo.

“Hoy nuestra alarma es mayor ante el escándalo internacional de los llamados Papeles de Panamá, que han puesto al descubierto la existencia de fraudes tributarios de una élite político – económica vinculada a los partidos políticos que han dirigido los destinos de nuestro país en las últimas décadas” aseveró la diputada y presidenta del Partido Frente Amplio.

La diputada Mora utilizó su tiempo en el espacio de control política para hacer referencia a lo que ella calificó como un caso de tráfico de influencias desde el gobierno para favorecer a una empresa, se originó en la noticia del diario La Extra, en la edición de hoy, que revela nueva información relacionada con el escándalo de los Panamá Papers y la empresa Yanber.

Mora señaló que, de acuerdo con la noticia (La Extra, 17/8/2016), “la empresa Yanber trianguló mediante una sociedad en Panamá una serie de ventas ficticias con la finalidad de maquillar sus estados financieros. Se trata de la sociedad Interplastic Industries Corp., creada entre otras cosas con el objeto de realizar las compras a los proveedores de las materias primas de Yanber”.

Agregó la legisladora en el Plenario, siempre basándose en las revelaciones de la nota de prensa que “desde dicha sociedad, Yanber habría generado compras por hasta 23 millones de dólares entre 2010 y 2014, y que posteriormente fueron ´restituidos´ por Yanber a dicha empresa fantasma.”

“Los auditores hablan de un probable fraude financiero, que habría tenido repercusiones fuertes en los activos de la empresa, las cuentas por cobrar, activos, inventarios y flujo en efectivo”, citó la legisladora en referencia a la información.

“También dijeron que se habrían facturado ventas ficticias que hacían pasar por resultados negativos cuando en realidad eran positivos” puntualizó.

“Para ese mismo momento, relató Mora, como es conocido, Yanber se encontraba gestionando a través de la banca una serie de créditos por cerca de 56 millones de dólares, y fueron aprobados treinta y siete de ellos en bancos públicos (La Nación, 30/3/2016)” solo siete meses antes de declarar la quiebra.

Créditos otorgados a Yanber, dijo, “a muy escasos meses de declararse en quiebra, en mayo 2015, argumentando tener problemas de liquidez y de competitividad”.

“¿Cómo termina una empresa con la solvencia financiera suficiente para capitalizar a una sociedad domiciliada en Panamá, mediante la cual hace compras a proveedores, teniendo problemas de liquidez y de competitividad?, interpeló la legisladora.

Lo que vino después de la quiebra

La diputada Patricia Mora, reveló que de acuerdo a sus indagaciones, después de la declaratoria de quiebra “la parte privada de los acreedores de Yanber y algunos de sus proveedores, se hicieron dueños de la empresa”.

En la actualidad, puntualizó, “administran conjuntamente un fideicomiso, del cual se (auto ¿?) excluyeron los bancos públicos. El fideicomiso es presidido por el empresario Francis Durman, quien es uno de los hombres más ricos de Centroamérica -según la Revista Forbes- y que impulsa un ambicioso plan de relanzamiento de Yanber.”

Pero, “¿qué pasó con la parte pública de la deuda de Yanber, tras la quiebra? De ser así, ¿existe alguna clase de garantía para que los recursos domiciliados en Panamá a través de esa sociedad, no terminen engrosando las arcas del fideicomiso mediante el cual Francis Durman pretende ahora resucitar a Yanber?”

“¿Quién rinde cuentas por el posible destino de esos recursos ante los costarricenses?”, son las nuevas interrogantes sobre corrupción, financiamiento a campañas electorales, salvamento de empresas por bancos públicos y evasión al fisco, de la legisladora a partir de las investigaciones que lleva a cabo la Comisión legislativa especial sobre los Papeles de Panamá.