El anuncio lo hizo este lunes el ministro de Comunicación, Juan Carlos Mendoza, en el marco de un foro sobre los impactos de la desinformación en la gestión pública, en la que participaron comunicadores de más de 40 instituciones públicas, diputados y representantes de varias embajadas.

“Las noticias falsas son un peligro para la democracia y un desafío para la comunicación del siglo XXI”, afirmó Mendoza, quien se pronunció por “crear espacios amplios de discusión para que la mayor cantidad de voces, actores, instituciones e instancias puedan proponer mecanismos para combatir este problema social desde un enfoque que respete la libertad de expresión y el derecho a la información”.

“En este contexto, los medios de comunicación comerciales los vemos como aliados imprescindibles” aseguró el ministro.

El encuentro será organizado por el ministerio de Comunicación, la Presidencia legislativa, la comisión de derechos humanos del Congreso y la UNESCO.

“Las instituciones, los medios comerciales, la academia y la sociedad civil debemos sentarnos a discutir cómo podemos proteger nuestro derecho ciudadano a tener una información independiente, pluralista y basada en hechos reales”, dijo por su parte la presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo.

El encuentro será organizado por el Ministerio de Comunicación, la Presidencia de la Asamblea Legislativa, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Presidencia de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso.

Esther Kuisch Laroche, directora de la Oficina de UNESCO para Centroamérica en San José indicó que la organización continuará apoyando el desarrollo de mecanismos efectivos para combatir noticias falsas, aportar información fehaciente y veraz y promover el desarrollo de las democracias en el marco de las sociedades de la información y de la comunicación.