• Aprovechando la cercanía de la gira Papal a Sudamérica

Candidato del FA pidió al Papa interceder ante crispación social generada por la inexistente ideología de género

Mediante una misiva (fechada el 17.01.18), el candidato presidencial por el Frente Amplio (FA) pidió a su Santidad el Papa Francisco que interceda ante la polarización que ha producido en el país la supuesta propagación de una inexistente ideología de género y las medidas para la protección de los derechos humanos de algunas minorías por parte del Estado costarricense.

Candidato del FA pidió al Papa interceder ante crispación social generada por la inexistente ideología de género. José María Villalta y Edgardo Araya.

Araya, del Frente Amplio, hizo un llamado a la paz social y apeló al sentido común contra la polarización que se ha visto en las últimas semanas en relación con la inexistente ideología de género y la protección de los derechos humanos de todas las personas.

El candidato dijo estar preocupado por la división social provocada por grupos fundamentalistas.

“La llamada ideología de género es una falacia creada por extremistas religiosos y conservadores que pretenden crispar a la población e inculcar miedo a sus seguidores”, lamentó Edgardo Araya.

Por otro lado, José María Villalta, candidato a diputado por San José, compartió la inquietud y afirmó que “el código electoral prohíbe el uso del discurso religioso para hacer campaña electoral” por lo que apeló al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para “que tome cartas en el asunto antes que resulte en actos de violencia contra personas de la comunidad LGBTI".

En los últimos días, se ha acrecentado esa polarización con la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que considera que el Estado debe tutelar los derechos de todas las familias, sin ningún tipo de discriminación.

“Esto no es más que la confirmación de lo que muchas personas hemos sostenidos desde hace años. Debemos proteger los derechos de todas las personas: todos los derechos, todas las personas, todos los días”, aclaró el candidato.

Esa polarización puede dañar la paz social de Costa Rica, señaló Araya y por eso “es urgente tomar acción para detener lo que puede llegar a convertirse en violencia en la sociedad”.

Una de estas acciones es la misiva que el candidato presidencial envió a su Santidad el Papa Francisco.

“Hemos coincidido en muchas convicciones con su Santidad, especialmente con la defensa del ambiente expresada en la encíclica Laurato Si, en la que llama a defender ‘nuestra casa común’, tal como lo hemos hecho desde muy temprana juventud”, expresó Araya.

Debido a esas coincidencias, dijo el candidato, es que se ha comunicado con el Papa expresándole su preocupación por “una creciente polarización sobre este cumplimiento efectivo de derechos fundamentales” en Costa Rica.

Esto obedece “en gran medida a la oposición de sectores fundamentalistas que, mal llamados cristianos, consideran una amenaza el avance de los derechos humanos y, en pleno desarrollo de la campaña electoral para la Presidencia de la República, han utilizado banderas de odio e intolerancia contra ese avance”, escribió en la carta enviada a El Vaticano con copia a la Nunciatura Costarricense.

Para Araya es trascendental que las voces de odio y división social se transformen en expresiones de amor y convivencia y el Papa Francisco puede ayudar a que se concrete la armonía social necesaria en el país.