• Las Empresas Cooperativas Costarricenses

Las cooperativas no están exentas del pago de impuestos en el Proyecto de Reforma Fiscal

Las Cooperativas costarricenses, de las que forman parte más de un millón de personas, son conscientes de la urgencia de una reforma fiscal en la que aporten todos los sectores. El proyecto de reforma fiscal establece un incremento del 5% al 10% en el impuesto de renta a los excedentes, aclararon las empresas cooperativas ante informaciones infundadas que indican que el cooperativismo no pagará impuestos.  

Parque Eólico Los Santos, Coopesantos R.L

El Proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, que se tramita en la Asamblea Legislativa (205809, establece que los certificados de ahorro emitidos por las Cooperativas de Ahorro y Crédito (CAC) estarán sujetos a una tasa del 15%.

En el caso de los excedentes que se distribuyen entre los asociados, el proyecto fijó un impuesto de renta que se incrementará del 5% hasta el 10%, aplicando un 7% en el primer año de entrada en vigencia de la ley y un aumento de un punto cada año hasta alcanzar el 10%.

Actualmente, todas las personas asociadas a las cooperativas sin excepción, pagan impuesto de renta sobre sus excedentes. Sólo en el año 2017 aportaron ¢8.200 millones de impuesto de renta por dicho concepto.

Las cooperativas también están obligadas por ley, a constituir reservas y a pagar cargas parafiscales anuales del orden del 25.5% de sus excedentes de operación.

El sector cooperativo considera urgente atender el grave problema fiscal que vive el país, con el aporte de todos los sectores sin afectar a quien produce y distribuye bienestar social y económico.

Debilitar a las cooperativas nacionales, sin duda, tendría un impacto importante en indicadores socioeconómicos como empleo, producción, salud, vivienda, ahorro y educación.

Las Empresas Cooperativas Costarricenses por naturaleza jurídica, son asociaciones de personas y no de capitales, de su operación no generan utilidades y no están sujetas a renta, el resultado final de sus operaciones es un excedente que pertenece a sus asociados y asociadas y no a la cooperativa.

La realidad sobre las cooperativas El 15% del Producto Interno Bruto de Costa Rica lo generan las cooperativas de educación, salud, transporte, electrificación, ahorro y crédito, agrícola-industrial y de servicios, que emplean a más de 50 mil personas e indirectamente a otros 300 mil ciudadanos.

Se trata de un sector que produce un fuerte beneficio e impacto económico y social en el país, gracias a la activa participación de más de 1 millón de asociados a 633 cooperativas, muchas de ellas ubicadas en zonas rurales en todo el territorio nacional.

Además de generar empleos dignos, las cooperativas promueven crecimiento y bienestar para Costa Rica, son un actor fundamental en la autosuficiencia alimentaria, contribuyen con la creación de oportunidades y son pilar esencial para mantener la democracia y la paz social del país:

• El 10 % del Sistema Financiero Nacional está en manos de las Cooperativas de Ahorro y Crédito, y sus dueños son más de 736 mil personas, asalariadas, pensionadas e independientes de clase media-baja. El capital promedio por asociado en estas cooperativas es de ¢577 mil colones, que han acumulado a lo largo de muchos años.

• Más de 500 mil personas al año son atendidas y ayudadas de manera eficiente por las cooperativas del sector salud.

• 600 millones de litros de leche por año, de la mejor calidad, son producidos por cooperativas agroindustriales, generando bienestar a más de 2000 asociados, salud a la población y una mejor calidad de vida en las zonas productoras del país. Con esta actividad se propicia encadenamientos productivos y empleo directo e indirecto a más de 70.000 personas.

No somos grandes, somos la suma de muchos pequeños, somos la fuerza de la cooperación, de la solidaridad, la que el país por encima de todas las cosas, siempre debe fortalecer y nunca debilitar.