• Moratoria piñera ya!

Ecologistas y campesinos exigen moratoria total a la expansión piñera

“La suspensión temporal del permiso para la expansión de áreas de cultivo de la piña no es suficiente, suena a atolillo con el dedo” sostiene la Federación Conservacionista Nacional FECON, y advierte que van a exigir al gobierno cumplir la promesa de la campaña electoral, de decretar una moratoria total a la expansión piñera y a las prácticas abusivas de estas empresas

“No queremos que paralicen la piñera de Sierpe, queremos que cierren totalmente el proyecto. Queremos y exigimos una moratorio nacional a una industria tan contaminante, que irrespeta los derechos laborales, y los derechos de las comunidades de vivir en un ambiente sano”,  dijo el presidente de FECON, Mauricio Álvarez.

Para el Día Mundial del Ambiente, el próximo lunes 5 de Junio, preparan una movilización con participación de delegados de las zonas Norte y Sur, que recorrerá desde el Parque Nacional, frente a la Asamblea Legislativa, hasta la sede de la Setena, donde las consignas serán: “Alto a la expansión piñera, no alcanza con la paralización temporal”, “Cierre total del proyecto piñero en Sierpe”, “Moratoria Ya!”.

Según FECON, la medida adoptada por el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) de paralizar temporalmente las labores agrícolas,  equivale a dar un respiro a las empresas piñeras para corregir fallas intencionales en los requisitos que establecen las leyes costarricenses cuando se pide la viabilidad ambiental de un proyecto que, como los piñeros, se estarían desarrollando en zonas catalogadas de alta fragilidad ambiental como son los sitios arqueológicos, áreas de conservación y humedales.

En el caso puntual de las empresas transnacionales Del Monte y Pindeco, favorecidas con el visto bueno de la Secretaría Técnica Ambiental (SETENA), consideran que “lo procedente es anular la viabilidad ambiental dado que el D1 (formulario que debe llenarse y aportar una serie de documentos y estudios) fue incorrectamente llenado y lo que procede es hacer el Estudio de Impacto Ambiental” que omitieron las empresas, señaló Mauricio Álvarez, presidente de FECON.

La Setena es consciente de la trascendencia de la decisión que tomaron puesto que en la misma resolución “se contradice porque reconoce que dentro de Área del Proyecto hay Áreas Ambientalmente Frágiles como los humedales y los sitios arqueológicos” y por otro lado, sigue adelante con el permiso para aumentar las áreas de cultivo que van a generar impactos irreversibles sobre el patrimonio natural e histórico, señaló Álvarez.

Una omisión de gran tamaño es “el Estudio Hidrogeológico Detallado que de acuerdo con los términos de referencia que el Servicio Nacional de Riego y Avenamiento (Senara, entidad rectora en el uso y cuido del agua) solicita cuando se elabora un plan regulador y, a partir del mismo, aplicar la Matriz de Senara que la Sala Constitucional estableció que es de acatamiento obligatorio para todo el país” agrega la organización ambientalista.

Otra notoria omisión fue la falta del nuevo estudio sociológico que deben realizar para que se haga una consulta más amplia que incluya a todos los actores clave de la zona y no solo a un número muy reducido de personas como ocurrió con un simulacro de consulta que hicieron, dijo el activista Álvarez y agregó que tampoco se ordenó ni se realizó la Audiencia Pública, un requisito impensable de omitir en una situación como esta.

FECON denuncia a la SETENA de estar "pateando la bola" para dar tiempo a que se diluyan los esfuerzos de la oposición del sector ambiental y social “dando chance para que el proyecto pueda continuar”.

“Por eso, sostienen, lo que exigimos es la anulación de la viabilidad ambiental, no que se postergue”.

Para los ambientalistas, el gobierno no debería permitirle a nadie que un instrumento de gran valía para el país como son los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) se presenten con tantos errores y omisiones, debería rechazarlos ad portas: “el EIA debe estar bien hecho y no ser utilizado como un instrumento de "engaño" para la SETENA”.