La aprobación por la Asamblea Legislativa de los tres proyectos de ley presentados por el gobierno para introducir reformas a las pensiones de los hijos de los ex diputados, modificar el porcentaje de cotización de los beneficiarios e introducir una contribución especial a las pensiones de lujo, todas con cargo al Presupuesto Nacional, fue celebrada por el Poder Ejecutivo que además reconoció la capacidad de los legisladores para alcanzar acuerdos.

El Primer Vicepresidente y Ministro de Hacienda, Helio Fallas, manifestó que es muy satisfactorio que esos proyectos se hayan concretado e invitó a mantener este clima de acuerdos favorables para que sea “el inicio de la aprobación de otros proyectos de la agenda de reforma fiscal que se encuentra en la Asamblea Legislativa”.

Con él coincidió el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro quien reconoció el trabajo y compromiso de los legisladores para aprobar estas cuatro iniciativas.

“Resulta evidente que la regulación en pensiones que permita la eliminación de excesos y privilegios y una distribución más justa, es una temática en que Ejecutivo y Legislativo encontramos consenso. Continuamos avanzando en los proyectos que contienen el gasto público e insistimos en la necesidad de abordar los nuevos ingresos”.

Las medidas aprobadas por los diputados, establecieron parámetros de caducidad de los beneficios de pensión para hijos e hijas por la Ley de Pensiones de Hacienda (Ley Nº148, Agosto 1943) y llenaron el vacío legal en cuanto a los requisitos que deben cumplir para que disfruten de este beneficio.

Los nuevos parámetros de caducidad de beneficios para hijos e hijas se establecieron de acuerdo con lo ordenado por la Sala Constitucional (Resolución Nº 2003-11928, Octubre, 2003) deben ser menores de 18 años y estar soltero o mayor de edad pero menor de 25 años, si logra demostrar que está estudiando.

Las reformas al régimen de pensión Hacienda-diputados también establece que pueden mantener la pensión los hijos e hijas de exdiputados pensionados, si son mayores de 65 años al entrar en vigencia esta ley y según los parámetros del Régimen de Invalidez Vejez y Muerte.

Con la reforma de caducidad de la pensión quedan excluidos del beneficio hijos e hijas en el rango de los 25 a los 65 años de edad por considerarse que están en la edad productiva.

El parámetro para revalorizar las pensiones será el costo de vida, tal cual rige para otras pensiones, dejando sin vigencia el mecanismo del 30 % anual automático que se aplica en la actualidad. Se estima que con estas modificaciones el ahorro anual podría ser cercano a los 2 mil millones de colones.

Sobre los hijos e hijas con discapacidad, independientemente de su estado civil, declarados así por la Comisión Calificadora del estado de Invalidez de la Caja Costarricense de Seguro Social, se establece su derecho a la pensión de las personas declaradas insanas y mientras mantengan declarada esta condición por autoridad judicial competente.

Pensiones de lujo

Los congresistas aprobaron también la Ley Marco de contribución especial, solidaria y redistributiva de los regímenes de pensiones (N 19.254),

La propuesta es para crear y regular una contribución especial sobre las llamadas pensiones de lujo con cargo al Presupuesto Nacional, que son las que tienen montos de pensiones que exceden 10 veces el salario base de la Administración Pública, de acuerdo al índice de salarios emitido por la Dirección General del Servicio Civil.

Es decir, los pensionados de esta categoría tendrán que contribuir un 25% más sobre el excedente de los 2,5 millones y entre un 25% a un 75%, escalonado, de acuerdo al monto de la pensión.

Los recursos que se obtengan de esta contribución especial solidaria y redistributiva ingresarán a la Caja Única del Estado para el pago de pensiones. El ahorro previsto se calcula en 3 mil millones de colones.

La otra reforma aprobada por el Congreso en segundo debate, es el porcentaje de cotización de pensionados y servidores activos para los regímenes especiales regulados por la Ley Marco de Pensiones, ellos están obligados a realizar una cotización sobre el monto de pensión y/o salario que oscilará entre el 7 y el 9% y faculta al Poder Ejecutivo a solicitar hasta un 16% cuando los ingresos no den abasto. Para esto, el Gobierno debe realizar un estudio técnico.

Los fondos recaudados con el aumento serán utilizados para financiar el mismo régimen el cual en la actualidad es sustentado en un 90% por deuda pública y por un 10% de los recursos aportados por los contribuyentes.

La reforma exonera a 8 mil 750 personas pensionadas que devengan un salario menor a 2 salarios base de referencia del más bajo pagado en la administración pública.