• No hay respuestas pero sí amenazas, afirman

Comunidades de la Zona Sur exigen respuesta del Gobierno

 

Palmar Sur. Habitantes de comunidades campesinas e indígenas de la Zona Sur, que se mantienen en lucha por la tierra, tomaron este miércoles el puente sobre el río Térraba para exigir al Gobierno que responda a sus demandas y que se suspenda una nueva orden de desalojo para los habitantes de Finca Chánguena y el Cuadrante 3, emitida por el Tribunal Contencioso Administrativo y que vence el próximo 25 de diciembre.

Decenas de vecinos de la zona Sur del país protestaron en el puente del río Térraba en demanda de respuestas del gobierno a su problemas (Foto:F.Pomareda)

Por Fabiola Pomareda desde Palmar Sur. Las personas vinieron de varias de las fincas campesinas de Palmar Sur, así como de varias comunidades indígenas, entre éstas Cabagra, Rey Curré y Salitre. Se reunieron a partir de las ocho de la mañana en el parque de Palmar Sur y de allí caminaron hasta la carretera Interamericana, donde tomaron el puente sobre el Térraba.

Ninguna autoridad gubernamental respondió las demandas de las comunidades afectadas, contenidas en un documento enviado a diversas instancias del Gobierno el pasado 9 de noviembre. La única respuesta del Gobierno fue la amenaza de represión si se bloqueaba el puente por completo.

Las organizaciones que participaron en la Jornada Popular de Lucha por la Tierra y el Agua de la Zona Sur fueron enfáticas al denunciar la actitud irrespetuosa del Gobierno, que se demuestra en la falta de voluntad y de interés para atender las demandas y exigencias de estas comunidades.

Renier Canales, del Comité de Lucha Por la Tierra de Palmar Sur, dijo: “Los problemas fundamentales del pueblo de la Zona Sur no se han resuelto. Seguimos siendo la región más empobrecida de Costa Rica. ¿Cómo es posible que esta zona tan rica, esta zona de hombres y mujeres trabajadoras, vivan sin empleo, vivan trabajando con las uñas la tierra y estén condenados a la miseria? Contra eso es que nos rebelamos; contra eso es que estamos marchando”.

Una resolución emitida por la jueza ejecutora Lorena Montes de Oca Monge el 23 de setiembre de 2015 ordena “el desalojo total y definitivo” de las familias campesinas que habitan y trabajan la tierra en Finca Chánguena y Cuadrante 3, en Palmar Sur (Expediente 13007668-1027-CA del Tribunal Contencioso Administrativo del Circuito Judicial).

La jueza da un plazo de tres meses para que se cumpla la orden. Es decir, hasta el 25 de diciembre de este año. Además, especifica que los terrenos deben ser entregados libres de construcciones y cultivos, lo cual significa la destrucción de las viviendas y las siembras.

No obstante, existe una orden de la Procuraduría General de la República que desde el 30 de julio de este año solicita al Tribunal Contencioso suspender la ejecución del desalojo, como medida cautelar.

Condenan a la jueza

Los asistentes a la marcha lanzaron consignas condenando la actitud "inhumana" de la jueza Montes de Oca, que dictó una resolución que afectará a unas 120 familias campesinas.

Xinia Ávila Amador, de la Cooperativa Autogestionaria de Trabajadores Agrícolas de Osa (COOTRAOSA R.L), dijo: “Estamos en esta marcha pacífica para decir que seguiremos esperando una respuesta del Gobierno por todas estas injusticias que está haciendo, incluso de esta jueza. Mientras ella va a estar comiéndose sus tamalitos, los campesinos vamos a estar sufriendo un desalojo por culpa de ella”.

Otras personas que participaron en la Jornada de hoy fueron las y los Recuperadores Indígenas Térrabas Bröran de la Finca San Andrés, que exigen al Poder Ejecutivo y al Tribunal Contencioso Administrativo que la Finca San Andrés sea entregada a los y las indígenas que la habitan y trabajan actualmente. También rechazaron la figura de la Asociación de Desarrollo Indígena como figura impuesta por el Estado costarricense.

Fanny Reyes Ortiz, de este grupo, dijo: “Nos vinimos a esta manifestación en defensa de nuestro territorio y en defensa del agua y en defensa de nuestros derechos como indígenas y para solidarizarnos con todas las poblaciones indígenas y campesinas afectadas como nosotros”.

Las organizaciones que convocaron la jornada de lucha y protesta fueron la Coordinadora de Lucha Sur – Sur, Movimiento Ríos Vivos, Recuperadores de Tierra Bribris de Salitre, Recuperadores Indígenas Térrabas Bröran de la Finca San Andrés, Consejo de Cultura de Boruca, Consejo Indígena Regional Pacífico Sur, Consejo de Mayores Iriria Jtéchö Wákpa, ASADA de Abrojo Montezuma, Grupo de Mujeres Ngäbe de Alto Abrojo, Organización de Jóvenes Indígenas Ngäbes de La Casona, Organización de Lucha campesina por nuestras Tierras del Sur (OLCASUR), COOTRAOSA R.L, Comité de Lucha por la Tierra de Finca Changuena, Comité de Lucha por la Tierra de Palmar Sur, Comité de Vivienda de Finca 7, Voces Nuestras, Ditsö.