Corte de la Haya devuelve 10.000 Km2 de mar a Costa Rica, mediante nueva sentencia

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) reconoció el derecho de Costa Rica sobre una extensión marítima de unos 10.000 kilómetros cuadrados en el Caribe, que el gobierno de Nicaragua había sacado a concurso para el desarrollo de explotaciones petroleras, informó este viernes el alto tribunal de la ONU con sede en la Haya.

También aceptó la propuesta costarricense de delimitación marítima en el Pacífico a partir de la frontera entre ambos países y ordenó a Nicaragua retirar un campamento militar que las autoridades de ese país establecieron en la playa costarricense de Isla Portillos, en desacato a una sentencia de la misma CIJ de 2015.

Costa Rica había interpuesto la petición de delimitación limítrofe en ambos océanos a la CIJ ante la imposibilidad de lograr un acuerdo bilateral con Nicaragua.

La pretensión de Managua era que la frontera limítrofe en el Pacífico se estableciera sin considerar la existencia de Guanacaste, lo cual era favorable a sus intereses porque hubieran logrado control sobre una amplia porción del territorio marítimo de Costa Rica.

Sin embargo, la CIJ rechazó el alegato de Nicaragua y reafirmó los derechos de Costa Rica La sentencia garantiza a Costa Rica el acceso al domo térmico, una región de entre 300 y 1.000 km de ancho con gran biodiversidad y de gran importancia económica.

La Corte también rechazó el punto de vista nicaragüense de que debía respetarse los límites heredados de la delimitación limítrofe entre Nicaragua y Colombia, y resolvió que la zona marítima de Costa Rica debe proyectarse a partir de las costas entre ambos Estados (Costa Rica y Nicaragua).

El segundo caso fue presentado ante la CIJ el 16 de enero del 2017, luego de que Costa Rica documentó que el ejército nicaragüense había trasladado un campamento militar de la playa de la Laguna Los Portillos hacia el oeste, sobre el territorio costarricense.

Al respecto, Nicaragua reclamó como propia la totalidad de la playa de Isla Portillos entre la Laguna Los Portillos y la desembocadura del río San Juan. Ante los alegatos de cada una de las partes la Corte determinó que ell único territorio nicaragüense en ese sector lo comprende la laguna portillos y el cordón litoral que la separa del mar.

Según los jueces, Nicaragua situó el campamento militar en territorio costarricense en clara violación a nuestra soberanía. - Nicaragua está obligado, en lo inmediato, a retirar el campamento militar que instaló en la playa de Isla Portillos en desafío a la sentencia del 2015 de esa misma Corte Internacional Justicia.

El Presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera, expresó su beneplácito por la decisión de la Corte y felicitó al equipo legal que ha defendido a nuestro país en este litigio.

El Gobierno de la República también celebra que la Corte haya obligado a Nicaragua a retirar el campamento militar que instaló en la playa de Isla Portillos. Estas decisiones reafirman la relevancia del derecho internacional para Costa Rica, como un mecanismo efectivo para la resolución de disputas internacionales de forma pacífica” agregó.

Con esta sentencia, Costa Rica reafirma su control sobre una zona marítima de 600.000 km2, que es casi doce veces mayor que territorio continental.