• Permitiría contar con recursos frescos rápidamente

​​​​​​​Hacienda aclara que amnistía tributaria no perdona el pago de tributos adeudados

“Bajo ninguna circunstancia la amnistía representa el no pago de los tributos” dijo la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar. La amnistía tributaria que se tramita en el proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas no perdona el pago de tributos adeudados y por el contrario, es un valioso instrumento de captación del Ministerio de Hacienda para agilizar la recaudación de impuestos que hoy están en querella administrativa, afirmó. 

La ministra de Hacienda Rocío Aguilar aseguró que las amnistías no plantean el no pago de tributos. (Foto: archivo)

“Las amnistías que se plantean en el proyecto no están contemplando siquiera la posibilidad del no pago de impuestos adeudados, lo que brindan es la posibilidad de perdonar parcialmente multas y los intereses, pero no contempla el no pago de los tributos. Lo que se busca es que el contribuyente, lejos de continuar en discusiones con la Administración, acepte los cargos y proceda con el pago” aclaró la Ministra de Hacienda.

Esta amnistía tributaria, incorporada en los transitorios del expediente 20.580 permitiría regularizar la situación de una serie de contribuyentes que hoy día, por diferentes razones, no están cumpliendo de manera oportuna y satisfactoria las obligaciones, a la vez que recogería una cantidad importante de recursos en un momento donde las necesidades superan los ingresos.

“Es importante para el Estado contar con recursos frescos en esta época del año donde se acercan fuertes y extraordinarias erogaciones. La amnistía lo que hace es adelantar el pago que debería hacer el contribuyente y en estos momentos esos recursos son importantes para el pago de aguinaldos en el mes de diciembre, así como planilla y pensiones” dijo Aguilar.

Los recursos captados mediante la amnistía serían destinados a hacer frente a erogaciones extraordinarias del mes de diciembre.

La amnistía tributaria que se plantea en el expediente 20.580 establece que aquellos interesados en acogerse a esta disposición tendrán un plazo de tres meses después de la aprobación de la Ley para regularizar su situación.