La solución es la aprobación de la ley de fortalecimiento de las finanzas públicas, según el BCCR.
La solución es la aprobación de la ley de fortalecimiento de las finanzas públicas, según el BCCR.

Pero detrás de estos fenómenos, el factor determinante es el problema fiscal, y la indefinición en que se encuentra el proyecto de ley de fortalecimiento de las finanzas públicas, explicó el presidente de la entidad, Rodrigo Cubero.

De acuerdo con el funcionario, la crisis fiscal le ha cerrado las puertas del financiamiento externo al gobierno, que ha tenido que recurrir casi exclusivamente al mercado interno en busca de los dólares que requiere para hacer los pagos de la deuda.

Además, ante la incertidumbre, los ahorrantes privados están trasladando sus cuentas a dólares, ejerciendo aún más presión sobre el precio de la divisa.

El tipo de cambio experimentó una fuerte subida en esta semana, llegando el miércoles a un incremento diario de 10,4 colones, el más alto de los últimos 8 años. La moneda se cotiza este viernes a 619 colones en los bancos comerciales.

En realidad, las presiones no son nuevas, explicó Cubero, pero el Banco Central ha venido colocando dólares en el mercado para evitar una devaluación abrupta. Solo entre marzo y octubre vendió 1.545 millones de dólares, de los cuales el Ministerio de Hacienda utilizó unos 800.

No obstante, explicó el funcionario, el Banco Central tiene que hacer uso de esta política de manera moderada, pues no puede quedarse sin reservas.

Como alternativa, el ente emisor decidió incrementar las tasas de interés pero esta es una medida que afecta negativamente la actividad económica y, por tanto, puede repercutir en el nivel de empleo.

Lo que urge, en estas circunstancias, es “disipar la incertidumbre” con la aprobación del plan fiscal, indicó.

Diversos sectores expresaron preocupación por el impacto que la devaluación tendría sobre la inflación, en perjuicio de los sectores de menores ingresos de la población.