Gobierno cerró 2016 con déficit inferior al esperado

El gobierno de Costa Rica cerró el 2016 con un déficit fiscal de 5,2% del PIB, por debajo del 6% que se había previsto inicialmente, informó este viernes el Ministerio de Hacienda.

Es el segundo año que la administración del presidente Luis Guillermo Solís logra atenuar el complejo problema fiscal, ya que en 2015 el faltante del gasto representó el 5,7% del PIB. Esto es producto de un esfuerzo por reducir el gasto y hacer más efectivo el cobro de los impuestos vigentes, pues la Asamblea Legislativa mantiene congeladas las reformas fiscales con que el gobierno busca dar una solución permanente al problema.

El resultado fiscal del 2016 representa una reducción equivalente a 32.000 millones de colones con respecto al déficit de 2015, precisó Hacienda.

Lo ocurrido

El año anterior, los ingresos del gobierno central se incrementaron en un 9,2%, mientras que los gastos lo hicieron en solo 6,0%.

El déficit primario (que resulta de restar los gatos de los ingresos sin tomar en cuenta los intereses de la deuda) fue de 2,4% del PIB, el más bajo de los últimos cuatro años, una reducción de 106.000 millones de colones, según el informe.

 “Recibimos las finanzas públicas del país en medio de una situación apremiante que aún demanda  el compromiso de todos los sectores para sanearlas.  Desde entonces, asumimos el compromiso de aumentar ingresos y desacelerar los gastos del gobierno central con las herramientas disponibles,  y los resultados que les mostramos hoy evidencian que estamos cumpliendo”, subrayó el ministro de Hacienda, Helio Fallas.

“Al cierre del 2016 las condiciones de las finanzas públicas han mejorado, sin embargo, no lo suficiente, porque además de los múltiples esfuerzos administrativos, es preciso contar con las armas legales necesarias para cerrar portillos a la evasión y a la elusión, mejorar la estructura tributaria, modernizar la legislación de   impuestos y para ordenar las finanzas públicas”, agregó el también vicepresidente de la República.

Fallas enfatizó en que esta reducción del déficit fiscal la hizo el gobierno sin los nuevos impuestos, "sin embargo, el tamaño de la deuda aumenta por el pago de intereses, como producto de decisiones de gobiernos anteriores", “por eso insistimos en la aprobación de una reforma fiscal” de manera urgente.

El Ministro recordó que la baja en la calificación de la deuda de Costa Rica por parte de la empresa calificadora de riesgo Fitch, anunciada el jueves anterior, que pone en evidencia la falta de decisiones por parte de la Asamblea Legislativa en esta materia.