Hacienda vaticina oscuro panorama fiscal

El déficit fiscal llegará a un 6,9% del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2019, de no aprobarse las reformas propuestas por el Poder Ejecutivo a los impuestos de renta y ventas, lo cual podría generar aumentos en las tasas de interés, inflación y menor desarrollo económico, advirtió este lunes el ministerio de Hacienda.

Helio Fallas, ministro de Hacienda.

Las autoridades económicas hicieron este año un esfuerzo por reducir el gasto y mejorar la recaudación, lo que incidió en un déficit del 5,2%, inferior al del año pasado, pero este resultado no es sostenible debido a que las obligaciones van a seguir creciendo, en particular los intereses de la deuda que genera el mismo faltante económico.

Proyecciones de Hacienda, generadas a partir de un modelo macro fiscal de mediano plazo, indican que en un supuesto donde no se apruebe una nueva reforma tributaria en el 2017, y adicionando las nuevas obligaciones constitucionales y legales, el país podría alcanzar un déficit financiero del 5,9% para este año; de 6,6% en el 2018 y de 6,9% en el 2019, advirtió el ministro Helio Fallas.

Los diputados han aprobado varias leyes de reforma fiscal como las de lucha contra el fraude, lucha contra el contrabando, caja única y cuatro relacionadas con pensiones, dijo el ministro, pero si no avanzan las reformas a los impuestos de renta y la sustitución del impuesto general de ventas por un impuesto al valor agregado, el escenario “se vuelve difícil” a partir de este año.

Aunque con la nueva propuesta el déficit estimado continúa siendo alto, el déficit sería menor y se daría un espacio para modernizar la legislación tributaria a corto plazo, señaló Fallas.

 

Carga tributaria

Con el esquema de impuestos actual, la carga tributaria es de un 13,4% del PIB. Si se aprueba la propuesta del Ejecutivo, dicha carga pasaría a un 15%. Sin embargo, de no hacerse nada en este momento, a partir de 2018 y por los siguientes cinco años se requeriría subir la carga tributaria a un 17% para que no aumente la deuda, aseguró el ministro.

Para lograrlo, el próximo gobierno tendría que lograr que se apruebe el impuesto sobre el valor agregado, que llegaría a un 18%.

“Ante estos escenarios, y luego de recibir los resultados emitidos por parte de dos empresas calificadoras, que nos bajaron la calificación de riesgo ante la ausencia de los acuerdos necesarios para modernizar las leyes tributarias, con el consecuente crecimiento de la deuda, vuelvo a insistir ante las señoras y señores diputados para que se avance en la discusión y aprobación del plan propuesto en las últimas semanas para reformar los principales impuestos del país, antes del inicio formal de la campaña electoral del 2018”, apuntó el ministro.

Fallas recordó, que además de la afectación a la estabilidad económica que generan estas calificaciones negativas, el país podría poner en riesgo el proceso (de adhesión) ante la OCDE”.