“La inversión de más de $200 millones hecha en el tramo Cañas- Liberia no quedará ahí, vamos a continuar con la ampliación y rehabilitación de la Interamericana Norte”, anunció el presidente Luis Guillermo Solís quien estrenó la pista conduciendo su propio vehículo.

“Esta es una de las arterias viales más importantes del país, por donde se movilizan muchos de los productos que importamos y exportamos”, destacó el mandatario al anunciar el inicio de trabajos para continuar la ampliación de la obra.

Según la información oficial, la obra consta adicionalmente de 26 puentes nuevos y 10 rehabilitados, tres intercambios (Cañas, Bagaces y Liberia), tres intersecciones a desnivel (cruce a Upala, Barrio La Cruz y Liberia), 11 puentes peatonales, 12 retornos, ciclovías, aceras, pasos de fauna subterráneos y arborícolas, además de señalización horizontal y vertical.

La carretera, construida totalmente en concreto, tiene acabados que se ajustan a altos estándares de seguridad vial, en razón de que forma parte del corredor Mesoamericano.

El ministro de Transporte, Carlos Villalta, explicó que toda la carretera Interamericana Norte, desde Cañas hasta Bagaces, será modificada con los mismos estándares de la esta nueva vía.

“Tenemos completamente listos los diseños del tramo Limonal -Cañas, actualmente nos encontramos en los ajustes finales del cartel licitatorio para la contratación de las obras que esperamos sacar a concurso en octubre próximo y antes de finalizar el año estarán listos los diseños de la sección Barranca- San Gerardo.” indicó el jerarca.

La ampliación, que abarcará otros 70 kilómetros en total, se desarrollará en tres tramos que serán sacados a licitación por aparte, explicó el ministro.

La nueva carretera Cañas-Liberia fue financiada con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo, que también colaboró con los aspectos técnicos del proyecto.