• En la Asamblea Legislativa

Expresidente Solís señala falta de seriedad de diputados tras comparecer durante cinco horas

“Quiero señalar la falta de seriedad de los diputados” dijo el expresidente Luis Guillermo Solís, tras conocer que la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público tenía preparado el informe antes de la comparecencia de cinco horas a la que fue sometido, con un interrogatorio que abarcó, incluso, preguntas sin relación con el tema para el que fue citado: el Presupuesto Extraordinario por 600 mil 45 millones de colones, que aceptó conocer pero no así el monto. 

El expresidente Luis Guillermo Solís compareció este jueves en la Asamblea Legislativa (Foto: archivo)

El expresidente, fue contundente al negar que su equipo de gobierno maniobrara para evitar que se conociera antes de la segunda ronda electoral (1° de abril) el dato del faltante que se había producido en el Presupuesto del 2018 por el pago de la deuda pública. Según Solís, los expertos del Ministerio de Hacienda no lograron precisar la cifra hasta junio. Para ese momento “no estaba listo” aseguró.

Solís se presentó este jueves al Congreso para responder preguntas de los diputados de Control de Ingreso y Gasto Público, responsables de dictaminar el Presupuesto Extraordinario de 2018 por más de 600 mil millones de colones, que en corrillos señalan como un escollo difícil de afrontar y han llamado, el “hueco fiscal”.

En la misma dirección de Solís, el lunes pasado, presentó declaración bajo juramento el exministro de Hacienda Helio Fallas, quien afirmó que “no contó” con los datos precisos que debía proporcionar la parte técnica de Hacienda, por lo que no fue posible enviar en otra fecha el proyecto de ley del Presupuesto Extraordinario con el que el gobierno cumple los pagos de la deuda interna.

Fallas señaló, la no aprobación de la reforma fiscal a tiempo (el año pasado pese a las advertencias del gobierno sobre el riesgo de una crisis fiscal) que modificó factores macroeconómicos y que no se concretó un financiamiento a largo plazo por $1.500 millones, como las dos causas principales del faltante para atender las obligaciones financieras del Estado.

El expresidente Solís, trató de disipar las acusaciones sobre un cálculo electoral en la presentación del dato del presupuesto extraordinario, argumentando que durante su gobierno se tomaron medidas fiscales antipopulares y fue el primer gobierno en muchos años, que le entró en serio a la reforma fiscal.

Solís reiteró ante la Comisión legislativa –durante su comparecencia que se realizó en el Salón de Expresidentes, ante un concurrido auditorio que incluyó a los nueve diputados de la Comisión y once legisladores más, así como numerosos asesores– que nunca rehuyó advertir al país y a la Asamblea Legislativa sobre la delicada situación de las finanzas públicas.